Sesión

Nick:

Pass:

 

Agregar a Favoritos
Invita a un amigo
Info en tu mail!
Libro de visitas

 

Contacto

 

¿Cuántas visitas?

2.645.518 visitas
desde 7-5-2005

 

Deja tu intención de oración

Embarazada y no sabes dónde acudir...

Enlaces
de oración

Recursos para la vida

No sabes cómo rezar?

Qué es esto?

Testimonios

¿Has abortado y no sabes dónde acudir?

Initializing...

Buscar: ingresa una palabra o frase

dentro de los textos:       en títulos:       en resúmenes:      

 

 

Destacados

 

«No se turbe tu corazón...

 

Ntra Sra de Guadalupe

 

...no temas esa enfermedad,

ni otra enfermedad o angustia.

¿No estoy aquí yo, que soy tu Madre? 

¿No estas bajo mi sombra? ¿No soy yo tu salud?

¿no estás por ventura en mi regazo? ¿qué más has menester? 

No te apene ni te inquiete otra cosa...
Ntra Sra de Guadalupe  a S. Juan Diego

 

 

 

*   *   *

 

Adopciones espirituales

 

Hay personas que están plenamente convencidas de que la vida es un don de Dios y quisieran ayudar a otras personas a que lo consideren de esta manera, pero no saben cómo hacerlo...

Lejos, muy lejos... en algún lugar del mundo una madre piensa que no está en condiciones de traer su niño al mundo, por las razones que sean...

... Usted ahí y ella allá.

... Una buscando la muerte y otra buscando la vida.

... Una sumergida en la desesperanza y otra sumergida en la fe...

Sin embargo, ahí desde donde usted se encuentra, puede ayudarla!

¿Cómo ayudar a este niño que va a ser abortado?

El Arzobispo Fulton J.Sheen *, de Estados Unidos fomentó la adopción espiritual de un niño no nacido aún. Esto se hace rezando para que la vida de un niño en particular, en algún lugar del mundo, ...el amor y la oración no sabe de fronteras, sea preservada del aborto y tenga al igual que usted y yo el derecho a la vida, el derecho a ser feliz y a que alguien lo ame.

La oración es un arma poderosísima. Mueve montañas... Lo dijo el Señor Jesús y partiendo de esa premisa consideramos que se pueden salvar vidas a través de la oración.

Para ayudar a realizar esto se recomienda que cada padre espiritual diga diariamente la oración siguiente por el período de 9 meses:

Jesús, María y José, Sagrada Familia, os ruego que conservéis la vida del bebé aún no nacido que yo he adoptado y que está en peligro de ser abortado.

Durante su vida terrenal este niño adoptado por ti será conocido sólo por Dios, pero en el mundo venidero y por toda la eternidad tanto usted como el niño encontraran la felicidad cada uno en la compañía del otro.

Aciprensa: Adopción 

Preguntas y respuestas sobre esto aquí

 Oración para adopción

Nota: no es preciso agobiarse, no se trata de una competición, ni de crearse cargos de conciencia. Si no se siente con fuerza para perseverar o la hace un niño... una jaculatoria, un Avemaría diaria ¡también ayuda! Ninguna oración se pierde!

 

* Nota de AE: Monseñor Fulton J.Sheen falleció en 1979 y se ha comenzado su proceso de beatificación. ¡Ya es Venerable!

 

*   *   *

 

AIN también se une a la Adopción Espiritual

 

 

AINEn Ayuda a la Iglesia necesitada también se apuntan a la adopción espiritual por los no nacidos en peligro de ser abortados

Frenemos el holocausto del aborto con la mejor arma de un cristiano: la oración. Oración por los niños abortados, por los que peligra su vida en estos momentos y por los que no les permiten nacer. Ayuda a la Iglesia Necesitada te invita a apadrinar espiritualmente a uno de estos pequeños, a quienes el Señor ha amado desde toda la eternidad y por quienes también Cristo murió en la cruz.

 

Padre Misericordioso,

que nos has llamado a la vida 

y nos das el don de la libertad para amar, 

te pedimos por aquellos padres 

que haciendo mal uso de esta libertad 

destruyen el don de la vida 

que Tú les confías en sus hijos. 

 

Perdona también a todos aquellos 

que permiten o colaboran con esta cobardía. 

 

Divino Niño, te pedimos por los bebés 

a quienes se les niega nacer, 

hazles gozar de Tu presencia eternamente,  

Permíteme adoptar hoy espiritualmente 

a un bebé por nacer 

y ofrecer mis oraciones, trabajos, 

gozos y sufrimientos por ese pequeño, 

para que pueda nacer y vivir 

para tu mayor honor y gloria.  

 

Santa María, cuida y protege a todas las madres 

que como tú, llevan el don de la vida en su seno. 

Reina de las familias, ruega por nosotros. 

Amén. 

 

Puedes ofrecer también una Misa por él.

 

 

*   *   *

 

Josiah, superviviente del aborto

 

Josías. Un hombre ordinario joven, con una historia extraordinaria

 

*   *   *

 

Monseñor Aquila Aprendí qué era la dignidad humana cuando la vi despiadadamente despreciada

 

Monseñor Samuel J. Aquila, Arzobispo de Denver

Queridos hermanos y hermanas en Cristo:

Fui a la universidad en universidad en 1968 con la idea de convertirme en doctor como mi padre. A fines de los '60 y en los '70, los campus universitarios eran lugares de mucha agitación. En los tres primeros años en la universidad, yo no practiqué mucho mi fe, y ciertamente, nunca imaginé que el Señor me llamaría a ser obispo.

Pasé mis primeros tres años de universidad trabajando como auxiliar y asistente en la sala de Urgencias en el Centro de salud de la universidad y en un hospital en California, durante las vacaciones de verano.

Cuando comencé a trabajar, no tenía mucha idea del sufrimiento humano o de la dignidad humana.

Pero durante mi trabajo en hospitales, algo cambió. En ese momento, algunos estados habían aprobado leyes a favor del aborto, que yo no ni siquiera sabía que existían. Debido a estas leyes, cuando estuve en la universidad fui testigo del resultado de dos abortos.

El primero fue en una unidad quirúrgica. Entré en una de las salas y en el lavabo, totalmente abandonado estaba el cuerpo de un pequeño niño no nacido, que había sido abortado. Recuerdo que me quedé impactado. Recuerdo haber pensado que yo debía bautizar a ese niño.

El segundo aborto fue más traumático. Una mujer joven entró a la sala de urgencias dando  alaridos. Dijo que ya había tenido un aborto y que el doctor la envió a su casa diciendo que ella evacuaría los restos de forma natural. Pero mientras el doctor, su novio, la enfermera y yo la pusimos en la camilla, ella estaba sangrando.

Yo sostuve una vasija mientras el doctor retiraba un pequeño brazo, una pequeña pierna y luego el resto del cuerpo destrozado de un pequeño niño no nacido. Eso me impactó. Me sentí muy triste por la madre y el hijo, por el doctor y la enfermera. Ninguno de nosotros hubiera participado en algo así, si no hubiera sido una emergencia. Yo fui testigo de cómo un pequeño ser humano había sido destruido por la violencia.

El recuerdo de esto me persigue. Nunca olvidaré que fui testigo de hechos de inexplicable brutalidad. En los abortos de los que fui testigo, personas poderosas tomaron decisiones que terminaron con la vida de niños pequeños e indefensos. Mediante mentiras y manipulación, los niños fueron vistos como objetos. Mujeres y familias fueron convencidas de que acabar con una vida sería indoloro y fácil de olvidar. Algunos expertos construyeron argumentos aparentemente convincentes, diciendo que los niños no nacidos no eran personas en ningún sentido, que no sentían dolor, y que estaban mejor muertos.

Yo fui testigo de la muerte de dos pequeñas personas que nunca tuvieron la oportunidad de respirar. Eso no lo podré olvidar jamás. Y desde entonces nunca he sido el mismo. Mi fe era débil en aquel momento. Pero supe por la razón, y por lo que vi, que una vida humana había sido destruida. Mi consciencia despertó a la verdad de la dignidad del ser humano desde el momento de la concepción. Me convertí en provida y eventualmente regresé a mi fe.

Aprendí qué era la dignidad humana cuando la vi despiadadamente despreciada. Yo sé, sin duda alguna, que el aborto es un acto violento de asesinato y explotación. Y sé que nuestra responsabilidad es la de trabajar y rezar sin cesar, por su fin. 

Arrepentimiento, oración y renovación

En cada misa, antes de recibir la Eucaristía, la Iglesia nos indica que consideremos y confesemos nuestros pecados. Cuando rezamos el “Yo Confieso” en misa, reconocemos los pecados “de obra y omisión”. Le pedimos al Señor que tenga piedad. Y pedimos mutuas oraciones entre nosotros.

En el acto penitencial reconocemos los momentos en que hemos optado por el pecado, y también los momentos en que hemos elegido no hacer nada frente al mal en este mundo. Nuestros pecados de omisión permiten el mal; permiten la injusticia. En el acto penitencial,  algunas veces pienso en aquellos abortos de los que fui testigo y mi corazón todavía experimenta tristeza. Ruego el perdón para los doctores, enfermeras, políticos y otros que tan ardientemente apoyan el aborto, y rezo por su conversión.

Hoy recordamos el 40 aniversario de Roe vs. Wade: recordamos 40 años de asesinato legal en nuestra nación. Hoy vemos el impacto de esos 40 años. Tolerar el aborto durante 40 años nos ha encallecido. Hemos aprendido a ver a las personas como problemas y objetos. En estas 4 décadas desde Roe vs. Wade, nuestra nación ha encontrado nuevas formas de debilitar a la familia, marginar a los pobres, a los que no tienen casa, a los mentalmente enfermos; hemos encontrado nuevas formas de explotar y abusar.

Hoy día debemos reconocer que 40 años de asesinato legal, le han dado a la cultura de muerte una base firme y sólida en nuestra nación.

También tenemos que reconocer nuestros pecados. Al observar el daño que el aborto ha causado en nuestra cultura, tenemos que arrepentirnos por nuestros pecados de omisión. Nosotros cristianos, tenemos cierta responsabilidad por ésta, nuestra vergüenza nacional. Algunos entre nosotros han apoyado posturas pro-aborto. Muchos hemos fracasado en el intento de cambiar las mentes o ganar los corazones. Hemos fracasado en convencer a la cultura de que toda vida tiene dignidad. Ante la presencia de un mal inexplicable, hemos hecho muy poco, durante demasiado tiempo, con trágicas consecuencias.

Hoy es un día para arrepentirnos. Pero con el arrepentimiento viene el propósito de volver a comenzar. El 40 aniversario de Roe vs. Wade es un día para comprometernos con la cultura de vida. Hoy el Señor nos pide que nos pongamos de pie.

Cuando yo trabajaba en hospitales en la universidad, no sabía o entendía lo que la Iglesia enseñaba respecto de la vida humana. Aprendí por experiencia que una vida humana es destruida en cada aborto. Pero no estaba preparado para defender la vida, no estaba preparado ni siquiera para ver la verdadera dignidad humana, mucho menos para proclamarla. Yo ruego para que ninguno de ustedes queridos hermanos y hermanas, se encuentren alguna vez en la posición en la que yo estuve muchos años atrás. Rezo para que ustedes estén preparados para defender la verdad sobre la vida humana.

La vida es un don de Dios

La enseñanza de la Iglesia sobre la dignidad de la vida humana es clara. “La vida humana” dice el Catecismo de la Iglesia Católica, “debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida”[1].

El derecho inviolable a la vida es enseñado en las Escrituras, en la Tradición Divina, y atestiguado en la ley moral natural. La Iglesia cree que la vida es un derecho dado por Dios y es un don. Nuestra mera existencia es una expresión del amor que Dios tiene por nosotros; el Señor literalmente nos crea por amor, y su amor habla del valor de la persona humana. Nosotros tomamos el don de la vida seriamente, porque cada ser humano es una creación única de Dios Padre.

Al momento de la concepción recibimos el don de la vida y ponemos fundamento a la exigencia del derecho a la vida. “Antes de haberte formado yo en el vientre”, dice el Señor al profeta Jeremías, “te conocía. Antes de que nacieras te tenía consagrado”[2].

La dignidad humana comienza con el don divino de la vida. Pero nuestra dignidad se ve enriquecida porque Jesucristo, el Hijo de Dios, escogió vivir entre nosotros como un ser humano. A raíz de la Encarnación, todos los seres humanos podemos compartir no sólo la dignidad humana, sino también la dignidad divina. Nuestra vida humana nos permite compartir la misma vida de Dios; compartir la vida íntima de la Trinidad. “La vida es sagrada”, enseña la Iglesia,  “porque… permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin”[3].

La dignidad y santidad de la vida humana tiene muy claras implicaciones morales: la vida humana inocente es absolutamente inviolable. “La eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente”, enseña la Iglesia, “es siempre gravemente inmoral”[4].

“No hay ninguna diferencia entre ser el dueño del mundo o el último de los miserables de la tierra”, enseñaba el Beato Juan Pablo II en 1993: “ante las exigencias morales somos todos absolutamente iguales”[5]. La Iglesia, de manera inequívoca, condena el aborto, la eutanasia, la experimentación que destruye embriones y el ataque contra civiles en la guerra.

La Iglesia toma tan seriamente la dignidad humana, que enseña incluso que salvo en “casos de absoluta necesidad”, la pena de muerte es inmoral[6].

Matar injustamente es un rechazo del don de Dios. 

El aborto siempre es malo

Esta carta pastoral quiere reflexionar particularmente en las enseñanzas de la Iglesia respecto del aborto

En 1974, la Congregación para la Doctrina de la Fe señaló que “a lo largo de la historia, los Padres de la Iglesia, sus pastores, sus doctores, han enseñado la misma doctrina”, dígase que el aborto es “objetivamente una falta grave” [7]. En 1972, el Papa Pablo VI declaró que “esta doctrina no ha cambiado y es inalterable”[8].

Hoy, muchos católicos parecen creer que si bien el aborto es lamentable, no siempre es un mal moral. Los argumentos seculares para justificar el aborto abundan. Una vida nueva frecuentemente implica dificultades. Cuando el embarazo parece amenazar la salud, la vida o la pobreza, o cuando existe la posibilidad de que un niño nazca con graves discapacidades, el aborto es frecuentemente la solución secular.

Pero tal como la Santa Sede explicó en 1974, “ninguna de estas razones pueden jamás objetivamente conferir el derecho para disponer de la vida de los demás, ni siquiera en sus comienzos; y, por lo que se refiere al futuro desdichado del niño, nadie, ni siquiera el padre o la madre, pueden ponerse en su lugar… para preferir en su nombre la muerte o la vida… La vida es un bien demasiado fundamental para ponerlo en balanza con otros inconvenientes, incluso más graves”[9].

Aunque el aborto nunca es un acto justificable, la respuesta de la Iglesia ante las mujeres que han realizado abortos, deber ser siempre de compasión, solidaridad y misericordia. El aborto es un acto pecaminoso y una tragedia. Los padres y madres de niños abortados son amados por Dios y necesitan la misericordia y la sanación de Jesucristo. Programas como el Proyecto Raquelexisten para ayudar a las mujeres que han tenido abortos, a encontrar el amor misericordioso y benévolo de Dios nuestro Padre.

Las leyes justas protegen toda vida

Dado que la vida es un valor fundamental, tenemos el deber de proclamar su bondad y dignidad. También tenemos el deber de protegerla con la ley. La Congregación para la Doctrina de la Fe señaló en 1987 que ““los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados por parte de la sociedad civil y de la autoridad política. Estos derechos del hombre no están subordinados ni a los individuos ni a los padres, y tampoco son una concesión de la sociedad o del Estado: pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creador que la ha originado”[10].

Claramente, las leyes justas deberían respetar la dignidad del no nacido y su derecho a la vida. Las leyes que no logran esto, deberían ser rechazadas. Es la vocación de todo católico, especialmente de los católicos laicos, trabajar para cambiar las leyes injustas que permiten la destrucción de la vida humana. El Concilio Vaticano II decretó que dado que el laicado está estrechamente vinculado a toda forma de asuntos temporales, “a ellos (los laicos) corresponde iluminar y ordenar las realidades temporales a las que están estrechamente vinculados, de tal modo que sin cesar se realicen y progresen conforme a Cristo y sean para la gloria del Creador y del Redentor”[11].

A pesar de la clara enseñanza de la Iglesia, muchos católicos, y especialmente políticos católicos, sostienen que su oposición personal al aborto no debería afectar su participación en la vida pública. Estos argumentos son irracionales y mal intencionados. Nadie, especialmente una persona en el ámbito público, está eximido del deber de defender el bien común. Y la primera e indispensable condición para el bien común es el respeto y el derecho a la vida. Nuestra Declaración  de la Independencia comienza argumentando que todos los hombres deberían proteger los derechos inalienables, concedidos a ellos por Dios; entre ellos, el derecho a la vida.

En la base de los argumentos que reconocen la inmoralidad del aborto pero apoyan su protección legal, se encuentra el relativismo y la cobardía; una rechazo a defender una verdad básica y fundamental. No hay nada más importante en la Ley que la protección del derecho a la vida.

Los Padres del Concilio Vaticano II recuerdan a los católicos que “no es menos grave el error de quienes, por el contrario, piensan que pueden entregarse totalmente del todo a la vida religiosa, pensando que ésta se reduce meramente a ciertos actos de culto y al cumplimiento de determinadas obligaciones morales. El divorcio entre la fe y la vida diaria de muchos debe ser considerado como uno de los más graves errores de nuestra época... No se creen, por consiguiente, oposiciones artificiales entre las ocupaciones profesionales y sociales, por una parte, y la vida religiosa por otra. El cristiano que falta a sus obligaciones temporales, falta a sus deberes con el prójimo; falta, sobre todo, a sus obligaciones para con Dios y pone en peligro su eterna salvación”[12]. 

Estas palabras resuenan aún más ciertas hoy, cuando muchos católicos han retirado su fe del mundo y la vida pública.

En 1987 el Beato Juan Pablo II dijo a los norteamericanos que “cada persona humana, sin importar cuan vulnerable o indefensa, sin importar cuan joven o vieja, sin importar cuan saludable, discapacitada o enferma, sin importar cuan útil o productiva para la sociedad sea; es un ser de un valor inestimable, creado a imagen y semejanza de Dios. Esta es la dignidad de los Estados Unidos, la razón por la que existe, la condición para su supervivencia: sí, la última prueba de su grandeza; respetar a cada persona humana, especialmente a los débiles y a los más indefensos”[13].

El legado de Estados Unidos es el respeto por la dignidad humana, especialmente el respeto por los inocentes, los vulnerables y los marginados.

Los líderes políticos católicos que dicen que pueden separar las verdades de la fe de su vida política, están escogiendo separarse ellos mismos de la verdad, de Jesucristo y de la comunión con la Iglesia Católica.

Por el contrario, los líderes políticos católicos que verdaderamente entienden las enseñanzas de la Iglesia y que utilizan su ingenio e iniciativa para desarrollar nuevas y creativas formas para acabar con la protección legal del aborto, merecen el reconocimiento y apoyo de la Iglesia y de todos los fieles laicos. Todos debemos poner nuestra energía y esfuerzo para terminar con la protección legal del aborto. Es y debe ser el objetivo político primordial de los católicos norteamericanos: es difícil imaginar otro asunto político con la misma significación que la legalización del asesinato de niños.

Construyendo un Cultura de la Vida

Proteger la vida es un nuestro deber como católicos, y acabar con la protección legal del aborto es imperativo. Han pasado 40 años y todavía no hemos encontrado una estrategia exitosa para acabar legalmente con la protección legal del asesinato de los no nacidos. Pero también hemos fracasado en ganar la opinión pública. Las encuestas sugieren actualmente que el 63% de los norteamericanos apoyan la protección legal del aborto[14]. Es aquí donde el cambio debe comenzar.

Aunque debemos seguir con los esfuerzos legales, tenemos que reconocer que la ley sigue a la cultura: cuando vivamos en una cultura que respeta la dignidad de toda vida humana, fácilmente aprobaremos leyes que hagan lo mismo.

Nuestra tarea, dijo el Beato Juan Pablo en 1995, es “amar y respetar la vida de cada hombre y de cada mujer y trabajar con constancia y valor, para que se instaure finalmente en nuestro tiempo, marcado por tantos signos de muerte, una cultura nueva de la vida, fruto de la cultura de la verdad y del amor”[15].

Una cultura de vida, simplemente, es aquella que gozosamente recibe y celebra el don divino de la vida. Una cultura de vida reconoce la dignidad humana no como un concepto académico o teológico, sino como un entusiasmante principio, como medida de la actividad de la familia y la comunidad. La cultura de vida apoya muy especialmente la vida de la familia. Apoya y celebra la dignidad de los discapacitados, no nacidos y ancianos. Una cultura de vida busca vivir en gratitud por el don de la vida que Dios nos ha dado.

Si queremos construir una cultura de vida, debemos comenzar con la caridad. La caridad social o solidaridad es la marca de la cultura de vida y de la civilización del amor. Permite que nos veamos mutuamente a través de los ojos de Dios y por tanto, ver el valor único y personal de cada uno. La caridad nos permite tratarnos mutuamente con justicia, no por nuestras obligaciones, sino por el deseo de amar como Dios nos ama.

Esta caridad debe comenzar en la familia. Nuestras familias son el primer lugar donde pueden ser apoyados aquellos que son marginados y cuya dignidad es olvidada. Para construir una cultura de vida necesitamos comprometernos a fortalecer nuestra propia familia, y a apoyar las familias en nuestra comunidad. Familias sólidas generan los fuertes vínculos que nos permiten amar a aquellos que están en mayor riesgo de perderse en la cultura de muerte.

La caridad de la cultura de vida también apoya obras de misericordia, apostolado y justicia social. Las familias impactadas por la cultura de muerte están generalmente destruidas. Apoyar la adopción, el matrimonio, programas responsables de atención social y salud, así como políticas responsables de inmigración, hablan de una cultura que abraza y apoya la dignidad de la vida.

Una verdadera cultura de la vida, es contagiosa. El gozo que brota de vivir en gratitud por el don de la vida, y de tratar la vida como un don, genera un cambio. Cuando los cristianos comencemos a vivir con verdadero respeto frente a la dignidad humana, nuestra nación despertará ante la tragedia del aborto, y ella empezará a cambiar.

Finalmente, queridos hermanos y hermanas, deseo recordarles el poder de la oración. Nuestra oración y sacrificio por el fin del aborto, unidos a Cristo en la Cruz, transformarán los corazones y renovarán las mentes. En oración, encomendemos nuestra nación a Jesucristo. Y haciéndolo, podremos estar seguros de la victoria.

Hoy les pido a todos que se unan conmigo en una nueva resolución para construir una cultura que vea con los ojos de Dios, que vea la dignidad del no nacido, de la mujer y del hombre, del pobre, del anciano, del enfermo mental, del discapacitado.

Nuestros padres vieron con los ojos de Dios cuando reconocieron en la Declaración de la Independencia que “sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Les pido, queridos hermanos y hermanas, que se unan a mí en la construcción de una cultura de vida que termine con el brutal asesinato de niños no nacidos, los más pequeños entre nosotros. No hay tarea más grande que podamos realizar. Rezo para que las palabras de la Escritura ardan en nuestros corazones: “Tú creaste mis entrañas, me plasmaste en el seno de mi madre: te doy gracias porque fui formado de manera tan admirable. ¡Qué maravillosas son tus obras! Tú conocías hasta el fondo de mi alma”[16].

Sinceramente suyo en Cristo,

Excelentísimo Monseñor Samuel J. Aquila, STL

Arzobispo de Denver

[1] CEC, 2270.

[2] Jer 1, 5.

[3] CEC 2258.

[4] Evangelium Vitae, 57.

[5] Veritatis Splendor, 97.

[6] Evangelium Vitae, 56.

[7] Congregación Para la Doctrina de la Fe, Declaración Sobre el Aborto, 1974.

[8] Salutiamo con paterna effusione”, 9 de Diciembre de 1972, AAS 64 (1972) p. 737.

[9] Congregación Para la Doctrina de la Fe, Declaración Sobre el Aborto, 1974.

[10] Congregación Para la Doctrina de la Fe, Instrucción Donum Vitae, sobre el respeto de la vida humana naciente y la dignidad de la procreación, 1987.

[11] Lumen Gentium, 31.

[12] Gaudium et Spes, 43.

[13] Juan Pablo II, Ceremonia de despedida en su Visita Apostólica a los Estados Unidos y Canadá, 19 de setiembre de 1987.

[14] Roe v. Wade at 40: Most Oppose Overturning Abortion Decision, Pew Research Center, 2013.

[15] Evangelium Vitae, 77.

[16] Salmo 139, 13-14.

Archidiócesis de Denver

Carta Pastoral con ocasión del aniversario de Roe vs. Wade 22 de enero de 2013

En  PDF

No es un Síndrome postaborto, pero evidentemente es un testimonio de acontecimientos que marcan la vida en un antes y un después

 

 

 

*   *   *

 

Orando por los abuelitos de los bebés no nacidos

 

 

Es una dura realidad que, precisamente en muchas ocasiones, son los abuelitos de los bebés no nacidos los que presionan a sus hijas para abortar a sus propios nietos.

Creando un drama triple: la muerte del bebé, el sufrimiento del síndrome post aborto en su hija y el efecto que causa en toda la familia y la sociedad en su conjunto.

 

*   *   *

 

Fue violada por su padrastro, y después por un novio, que la dejó embarazada.

 

 

Una madre que fue más fuerte que todo el odio del mundo

«Sí, ¡valió la pena!»

Fue violada por su padrastro, y después por un novio, que la dejó embarazada.

El chico se desentendió; su familia también, y se vio durmiendo en la calle... Las penas se le quitaron al ver a su hija. Quiso para ella otra clase de vida, sin mezquindades, y cuando la niña cumplió los tres años, se la llevó consigo a África, voluntaria en una ONG. Es hoy una feliz abuela. «Cuando echo la vista atrás y recuerdo mi pasado, no me queda ni tristeza ni rencor en el corazón. Cuando te entregas a los demás y sanas sus heridas, las tuyas también se sanan». No hay odio en el mundo que pueda con el impresionante testimonio de esta mujer...

La hija y la nieta de quien da este testimonio, en una fiesta de cumpleaños de la pequeña

Soy una asidua lectora de Alfa y Omega. Vivo en Madrid y tengo 56 años. De un tiempo a esta parte veo que están tratando el tema del aborto y son unos de los artículos que más me impresionan por los testimonios que allí se reflejan. Creo que, por la solidaridad hacia aquellas personas que se encuentran ante la encrucijada de decidir qué hacer ante un embarazo no deseado, debo contar con mi experiencia.

A mis diez años, sufrí abusos sexuales por parte de mi padrastro. A partir de este momento, no consentía que ninguna persona del sexo opuesto me tocara, e incluso se me erizaban todos los pelos del cuerpo cuando tenía a hombres cerca. Yo pensaba que, cuando el amor llamara a mi puerta, se me pasaría esta fobia, pero no fue así.

A los veintidós años me enamoré de un chico y nos hicimos novios, pero yo no me dejaba besar ni tocar. Entonces un día, harto de mi resistencia, me tomó por la fuerza y me violó mientras me decía: «Lo que no me quieres dar por las buenas, lo tomo yo por las malas». ¡Me sentí tan sucia, tan traicionada, tan desesperada...! Parecía como si yo no tuviese valor a los ojos de nadie, como si fuera un objeto de uso y disfrute, sin alma. Y lo peor de todo es que me culpabilizaba de todo lo ocurrido por haber hecho resistencia.

Poco después descubrí que estaba embarazada. Fue un golpe tremendo para mí, pues aún seguía muy traumatizada por lo que me pasó. Le di la noticia al padre de la criatura y la única respuesta que obtuve fue: «Pues aborta».

Yo no estaba dispuesta a matar a una criatura inocente por muy mala que hubiera sido mi experiencia y decidí que lucharía por ella costase lo que costase. Su padre se desentendió del problema y se marchó a Francia para acabar sus estudios. Yo dejé los míos, mis amistades y la ciudad donde vivía y volví a Madrid.

Aquí me encontré con el rechazo de mi familia al completo. No querían enfrentarse al qué dirán de la sociedad. No les importó que hubiese sido víctima de una violación. No intentaron sanar mis heridas (las del alma). Sólo se preocuparon de alejarme de su vida para que no empañara su buen nombre.

Fui llamando de puerta en puerta a las casas de mis amigas de infancia, pero los prejuicios de sus padres me las cerraron. Busqué trabajo, pero en cuanto se percataban de mi estado, me despedían. También me echaron de la pensión para chicas donde fui a vivir por la misma razón que los demás. Así me encontré durmiendo en un banco de la calle, y sin tener ni siquiera un pedazo de pan que llevarme a la boca. Pero no desesperé. Yo confiaba en el Amor de mi Padre Dios y me repetía una y otra vez: «El Señor es mi pastor, nada me faltará, aunque ande por valles de sombra de muerte no temeré ningún mal, porque Tú estás conmigo. Tu vara y tu cayado me sostienen».

¡Se hizo la luz!

¡Y por fin se hizo la luz! La hermana casada de una amiga me acogió en su casa (ella no tenía prejuicios). Una chica que vivía en la pensión donde estuve un tiempo viviendo me llevó a trabajar con ella; y así, poco a poco, me fui recuperando.

A medida que se iba acercando el momento del alumbramiento, me acechaban más y más temores. Pensaba: ¿Nacerá sana? ¿En qué medida le habrá afectado tanta necesidad? ¿Cómo será mi vida con un bebé en los brazos habiendo sufrido tanto rechazo cuando aún lo llevaba dentro? ¿Podré sacarlo adelante?

Cuando nació mi niña, tan sana y bonita, se me olvidaron todas las penas y calamidades por las que pasé, aunque era consciente de que aún me quedaban muchas cosas por pasar. Viendo cómo me trató la sociedad civilizada, no me resigné a vivir una vida egoísta y monótona. Mientras trabajaba y cuidaba de mi bebé, retomé los estudios, entré en una ONG y, cuando mi niña cumplió los tres añitos, me fui con ella de voluntaria a África.

Yo me realicé como persona, y ella creció sana, alegre y generosa. Cuando volvimos a Europa, estudió enfermería y ahora se dedica a sanar y reconfortar enfermos. Se casó felizmente, y me ha dado una nietecita preciosa que ya tiene ocho años.

Cuando echo la vista atrás y recuerdo mi pasado, no me queda ni tristeza ni rencor en el corazón. Cuando te entregas a los demás y sanas sus heridas, las tuyas también se sanan. Pero, sobre todo, pude superar todo lo que me pasó, porque sentí que el Señor fue realmente mi (nuestro) Pastor. Me agarré a Él y no le solté.

Si después de haber leído mi testimonio alguien se queda aún con la duda, yo le digo con el corazón en la mano: Sí, ¡valió la pena!

 

*   *   *

 

Raymon de Souza y la violencia de los pro aborto

 

Es una realidad que los abortistas y los activistas pro-elección son responsables de actos de violencia mientras que los activistas pro-vida en raras ocasiones los han realizado y no entra dentro de su forma de actuar. He aquí unos ejemplos.

 

*   *   *

 

Raymon de Souza presenta los interrogantes sobre el control de población

 

Las personas inteligentes deberían preguntarse por qué un continente tan escasamente poblado está siendo inundado con millones de dólares destinados a evitar que las personas de tener hijos.

 

*   *   *

 

25 años bastan

 

 

*   *   *

 

Pilar Gutiérrez Vallejo: su historia y su labor a favor de la vida

 

 

*   *   *

 

Bocelli cuenta que propusieron el aborto a su madre

 

 

 

Al frente del piano, el famoso cantante cuenta la historia de una joven que rechaza abortar a un niño que nacería con discapacidades. El vídeo llega a su culmen de máxima emotividad cuando desvela que «esa mujer era mi madre... y yo el niño». 

RL El cantante italiano Andrea Bocelli revela la historia del embarazo de su madre, durante el cual los médicos le sugirieron que abortara porque nacería con una discapacidad. En un nuevo vídeo elogia a su madre por tomar «la decisión correcta», diciendo que otras madres deben sentirse alentadas por este esta historia, informa CNA.

 En un vídeo de YouTube titulado «Andrea Bocelli cuenta una “pequeña historia” sobre el aborto», el cantante se sienta al piano y le narra a su audiencia una historia sobre una joven esposa embarazada hospitalizada por «un simple ataque de apendicitis». 

«Los médicos tuvieron que aplicar un poco de hielo en el estómago y cuando los tratamientos finalizaron los médicos le sugirieron que abortara al niño. Le dijeron que era la mejor solución porque el bebé nacería con alguna discapacidad». 

«Pero esta valiente joven esposa decidió no abortar, y el niño nació», continuó. 

«Esa mujer era mi madre, y yo era el niño. Tal vez no soy imparcial, pero puedo decir que la decisión fue correcta».

 Dijo que espera que la historia anime a muchas madres en «situación difícil», pero que quieren salvar la vida de su bebé.

 Bocelli tiene glaucoma congénito y perdió la visión por completo a los 12 años tras ser golpeado en la cabeza durante un partido de fútbol.

 El vídeo es producido por www.IamWholeLife.com una iniciativa de la «Organización Derechos Humanos, Educación y Socorro» (HERO, por sus siglas en inglés), socia de la estrella de cine pro-vida Eduardo Verástegui.

«Quiero vivir así con el sol en mi cara, y me cantan felices, con gracia. Quiero vivir así, con el aire de las montañas, porque este encantamiento no cuesta nada»

 

*   *   *

 

Cuando tenía 18 años me enteré de que mi madre había tenido un aborto

 

Carta escrita a la Dra. Alveda King, sobrina de Martin Luther King

En octubre del 2007 cuando tenía 18 años me enteré de que mi madre había tenido un aborto.

Mi primer pregunta fue por qué no me lo había dicho antes. Su respuesta fue que tenía miedo de que la rechazara, entonces le dije que yo jamás la rechazaría ya que la amaba más que a mi vida.

Para serles honesta cuando oí la noticia traté de aguantarme las lágrimas porque quería mantenerme fuerte enfrente de mi madre para así no agregarle a ella más dolor. Pero llegó el momento en que no me pude aguantar más y cuando estaba sola en mi cuarto finalmente lloré amargamente pero sin que ella me viera.

He aprendido a sobrellevar esto diciéndome a mí misma: "Todo este tiempo he tenido un Ángel de la Guarda más". Toda mi vida me he sentido protegida y ahora sé quién es. Cada vez que paso por una situación difícil siempre le pido al bebé que me ayude. A veces trato de imaginarme como hubiese sido mi vida si hubiese tenido un hermano mayor que me protegiera.

Me es duro pensar en la muerte tan cruel por la cual mi hermano tuvo que pasar, tuvo que se cortado en pedacitos y depositado en la basura. Yo no tengo un lugar donde llevarle flores...

Cada vez que mi madre habla sobre el bebé y se pone tan triste, pienso que su dolor nunca la abandonará. Es como una herida permanente en su corazón. No es algo que yo pueda cambiar, estará por siempre y eso es bien triste. Eso ya es parte de quien es ella, pero ella esta usando ese error intentando prevenir a otras mujeres que hagan lo mismo.

Pienso que mi madre tuvo que pasar por esa experiencia para convertirse así en una activista Pro Vida y compartir su testimonio con el mundo.

Con mi madre hablamos del bebé todo el tiempo, él es parte de nuestras vidas. Creo que al nombrarlo lo hacemos parte de nuestra familia, le honramos.

Hay tantas mujeres que llevan escondido el dolor de haber tenido un aborto, es como una montaña de dolor, resentimiento, enojo, miedo y el único que puede sanar ese sufrimiento es Dios.

Parte de ser Pro Vida es decirles a esas mujeres que hay sanación después de un aborto.

Quiero terminar diciendo: La vida es preciosa, no la destruyamos!!

 Sadiana
 
La carta es real: madre e hija tienen nombres y apellidos

 

*   *   *

 

Testimonio en vídeo de sanación post-aborto

 

 

 

Una ex-paciente de la terapia de La Viña de Raquel cuenta su testimonio de sanación post-aborto dentro del proyecto No Más Silencio en EEUU. En España, Unidos por la Vida tiene la representación de No Más Silencio y de la terapia de La Viña de Raquel a través de su página web www.nomassilencio.com

 

*   *   *

 

Vigésimo aniversario del aborto en España

 

En el vigésimo aniversario de la despenalización del aborto en España, el 5 de Julio del 2005 comienza su andadura este web con el afán de que ese millón de niños que no vio la luz solo sea un mal recuerdo.

 A sus Custodios encomendamos también esta labor.

5 de Julio de 2005

 

*   *   *

 

Una vigilia de oración ante un centro de abortos en Miami

 

¡Otro informe recibido!

Una vigilia de oración ante un centro de abortos en Miami, Florida, USA

¡La participación de nuestro pueblo esta siendo magnifica! Muchísimas gracias a todos los que pudiendo van a estar un rato con los bebés y a aquellos que por motivos familiares o de trabajo no pueden ir pero están acompañándonos con sus oraciones.

Es muy común pensar que esta actividad Pro Vida es cuestión mayormente de mujeres. Pero en la 117 Ave no sucede eso. En estos dos últimos sábados hemos visto a niños que vinieron del Grupo de Arcángeles (son niños que estudian desde sus hogares) y a muchachos de Escuela Secundaria de Santa Agatha! Conmovía verlos rezar de rodillas y cargar carteles para que se vieran por el trafico de la avenida. Y luego me impresionó ver por un largo rato que los que rezaban el Rosario en inglés ¡eran 6 hombres! Sí, estos buenos defensores de los derechos del No Nacido estaban allí demostrando que sí hay hombres que se oponen al aborto!

El sábado pasado llegó una chica por primera vez y al empezar a cruzar la calle comenzó a llorar terriblemente. Al llegar a Edith se le pegó en un abrazo y temíamos que se ahogara por la forma tan espantosa en que lloraba. Estaba expresando su arrepentimiento... Y cuando cayó al suelo comenzó a arañar la tierra y a arrancar el césped diciendo estas palabras:  "Perdóname Dios mío" pensé: Esto son las consecuencias del aborto, esto es lo que hace el aborto a la mujer. Ya se le está ofreciendo ayuda para que realice un curso de ayuda Post Aborto del Proyecto Raquel que Mary se lo puede dar con algunas modificaciones ya que la chica es judía. Otro momento imponente fue cuando vio al "doctor" Watson saliendo del lugar y lo reconoció... él había arrancado la vida que llevaba en sus entrañas. Hacía 6 meses se había despertado por la noche cuando una voz de hombre le decía: "Ve a la computadora y busca fotos de bebé en gestación" Al verlas comprendió lo que había hecho y luego encontró informacion sobre los "40 días de oración y ayuno" y se comunico con Edith que es líder y fue así como llego al abortorio de la 117 Ave.

Les pido que oren por ella y por los miles y miles de mujeres que sufren el gran y profundo dolor del arrepentimiento.

 

 

*   *   *

 

Jennifer O´Neill habla de su aborto

 

Intervención completa

 

*   *   *

 

Todo el mal tiene su raíz en el aborto

 

La Beata Madre Teresa de Calcuta pronunció unas palabras que Juan Pablo II citaba a menudo: “Todo el mal tiene su raíz en el aborto, porque si a una madre le es permitido matar a su propio hijo, ¿qué impide que nos asesinemos entre nosotros?”

“La nación que mata a sus propios hijos es una nación sin futuro” - Juan Pablo II

“La medida de la civilización, medida universal, intemporal, que abraza todas las culturas, es su actitud hacia la vida. La civilización que rechaza a los indefensos se merece el nombre de salvaje aunque contase con destacados logros económicos, técnicos o científicos.” – Juan Pablo II

“Debéis decir y gritar que la vida es un milagroso don de Dios y nadie es su dueño, excepto el mismo Dios; que el aborto y la eutanasia son terribles crímenes contra la dignidad del hombre y de toda la humanidad.” – Juan Pablo II 

13 de mayo de 2005

 

*   *   *

 

¿Conoce alguna iniciativa?

 

Bien sea de Adopción, de oración: Santa Misa, Vigilia, Horas Santa, rezo del Santo Rosario... hágalo saber, se difundirá. Puede comunicarse con nosotros aquí o hacerse miembro. Comuníquela también a su familia, amigos...

"No tengáis miedo. El resultado de la batalla por la vida ya está decidido, aunque prosigue la lucha en circunstancias adversas y con muchos sufrimientos". Juan Pablo II JMJ Denver 1993 

 

*   *   *

 

¿Qué podemos nosotros hacer en favor de la vida?

 

(...) «La lucha por la vida es una lucha global, donde todo el mundo puede hacer algo. No es un tema de abogados, de médicos o de enfermeras. A mí cuando me dice la gente: «es que yo no puedo hacer nada», yo digo «sí puedes». Las personas que tenemos creencias firmes sabemos que una oración puede ser muy potente, y luego además de la oración la acción. La acción es muy importante. La acción es una sonrisa a una mujer que está embarazada y que te cruzas por la calle; es la ayuda económica a una asociación pro-vida; es un apoyo a una compañera de trabajo embarazada; es la felicitación al director de un programa de televisión que trata respetuosamente la figura de la mujer embarazada; es el apoyo incondicional a un sacerdote que habla en sus homilías del respeto a la vida y la gente le critica.

A mí me parece que el que no aporta soluciones forma parte del problema. La gente que se queja y no hace nada en realidad está siendo abortista. No hay que caer en la queja estéril. Es precisa la acción con amplitud, desde la oración al apoyo económico o la implicación personal.»

Entrevista al Dr. Jesús Poveda por Rafael Hidalgo Navarro 

 

*   *   *

 

Él no quiere hacer nada sin nosotros

 

Un día en que pensaba qué es lo que yo podría hacer por la salvación de los hombres, unas palabras del evangelio me mostraron una luz viva. En una ocasión dijo Jesús a sus discípulos, al mostrarles los sembrados que estaban ya maduros: "Levantad la vista y mirad los sembrados, que están ya maduros para la siega" (Jn 4, 35); y un poco más tarde: "La mies es abundante, pero los obreros son pocos. Rogad por tanto al dueño de la mies que envíe obreros a su mies" (Mt 9, 37s). ¡Qué misterio! ¿Acaso Jesús no es omnipotente? Las criaturas ¿no son propiedad de quién las creó? ¿Por qué, entonces, dice Jesús: "Rogad al dueño de la mies que envíe obreros"? ¿Por qué... Jesús nos tiene un amor tan incomprensible que quiere que participemos con Él en la salvación de los hombres? Él no quiere hacer nada sin nosotros. El Creador del universo está aguardando la oración de un alma pequeña y pobre para salvar a los demás, que fueron rescatados lo mismo que aquella al precio de su propia sangre.

Santa Teresa de Lisieux

19-08-1892

 

*   *   *

 

Reflexión especial para mujeres que han recurrido al aborto

 

La Iglesia sabe cuántos condicionamientos pueden haber influido en vuestra decisión, y no duda de que en muchos casos se ha tratado de una decisión dolorosa e incluso dramática.

Probablemente la herida aún no ha cicatrizado en vuestro interior. Es verdad que lo sucedido fue y sigue siendo profundamente injusto. Sin embargo, no os dejéis vencer por el desánimo y no abandonéis la esperanza. Antes bien, comprended lo ocurrido e interpretadlo en su verdad.

Si aún no lo habéis hecho, abríos con humildad y confianza al arrepentimiento: el Padre de toda misericordia os espera para ofreceros su perdón y su paz en el sacramento de la Reconciliación. Os daréis cuenta de que nada está perdido y podréis pedir perdón también a vuestro hijo que ahora vive en el Señor.

Ayudadas por el consejo y la cercanía de personas amigas y competentes, podréis estar con vuestro doloroso testimonio entre los defensores más elocuentes del derecho de todos a la vida. Por medio de vuestro compromiso por la vida, coronado eventualmente con el nacimiento de nuevas criaturas y expresado con la acogida y la atención hacia quien está más necesitado de cercanía, seréis artífices de un nuevo modo de mirar la vida humana.

 

Papa Juan Pablo II El Evangelio de la Vida, 99 (1995)

Anti Spam

 

*   *   *

 

Así es como yo entiendo ir a velar a un abortorio

.

 

 Un abortorio es un cementerio donde quedaron los cuerpos sin vida de muchos inocentes. Muchos hermanos que perdieron allí su vida, y desde allí sus almas fueron entregadas a Dios. Probablemente todos griten en silencio, antes de entregar su espíritu: ¿Padre porque me has abandonado?, como hizo Jesus en la Cruz.

Así que no se trata de encontrar una repercusión mediática en la lucha, para eso hay otros mecanismos que no son incompatibles. Tampoco es necesario que sean multitudinarias. No se trata de conseguir un fin ,ni de darle un sentido utilitarista pragmático sino trascendental, para los que creemos realmente en el inmenso poder de la oración. No se trata de que sea un medio de defender la vida, aunque indirectamente los consiga.

Los que tienen esa vocación de ir a velar a un cementerio, como son los abortorios, es un don que reciben por pura gracia. Es el testimonio de Dios con esos inocentes , que a través del espíritu santo ilumina vocaciones, para que sepan que no los ha abandonado, que está con ellos y se vale de nosotros, al inspirarnos para que vayamos a los cementerios a rezar por sus almas, que sepan que nos los olvidamos, que los echamos de menos y que nos importan, como también les importan a Dios.

No es nuestro mérito sino una prueba palpable de que Cristo ha resucitado y habita entre y en nosotros, es pura gracia.

Al diablo le molesta que nosotros no tengamos miedo y demos testimonio, por la gracia de Dios, de que esos niños que allí murieron y mueren tienen alma, por eso ha inspirado ,por pura rabia, esa frase de "sacar vuestros rosarios de nuestros ovarios". Al maligno le duele profundamente nuestro Santo Rosario, el arma poderosa revelada por la mismísima Virgen Maria Reina del Cielo. O por ser más gráfico, con perdón.

al demonio le toca las narices que vayamos a rezar por las almas de los inocentes por obra y gracia del espiritu santo.

le fastidia que descubramos que tienen almas

le fastidia que el espiritu santo nos sucite la vocacion

y le fastidia que no tengamos miedo y seamos obedientes a dios.

 

Por todo esto y porque el aborto, como todo crimen y todo pecado, procede del gran mentiroso, del tentador, de la serpiente, merece la pena por amor a dios, seguir jodiendo al demonio y mantener nuestras oraciones por las victimas del aborto todos los 25 de cada mes frente a todos los abortorios españoles y del mundo.

 

Lonso

 

*   *   *

 

Una niña de 12 años habla del aborto y el derecho a vivir

 

Lia, la niña canadiense de 12 años que ha ganado un concurso escolar de "speech" con una intervención de 5 minutos, vigorosa y comprometida a favor de la vida.

 

*   *   *

 

De qué va la adopción espiritual

 



Una iniciativa que da frutos en distintos sitios debe divulgarse y llegar a más personas.

Adopción Espiritual, como todos sabéis, surgió para salvar la vida del niño en peligro de ser abortado. Esta concreción surgió cuando Alberto L.N.habló en un foro de los resultados favorables obtenidos en Polonia y a él se debe la traducción de la forma en que se hace allí, y María y algún miembro más las correcciones.

Este site ideado y cedido muy gentilmente por Abel Della Costa, que figura ser su webmaster, pretende divulgar la Adopción espiritual del concebido no nacido en peligro de ser abortado. sin embrago, hace un tiempo desde un sitio provida enviaron muy escuetamente una petición a la que se unió simultáneamente una de otro lugar y otros también decidieron pedir. Se pensó entonces que bien se podría ampliar la actuación y si alguien no estaba dispuesto a comprometerse a adoptar, bien podría rezar aunque fuera una jaculatoria por esas intenciones.

La empresa rebasaba con mucho nuestras posibilidades, se decidió ponerla en conocimiento de las Carmelitas Descalzas cuya dirección de email figura en internet. Ellas están al tanto de esto y lo encomiendan. (esperamos añadir más conventos y tengo algunos mails de congregaciones) Así pues, se empezó la ampliación de la Adopción Espiritual a la oración provida, que en principio no era objetivo de este web.

¿Quiénes estamos aquí?

Además de los miembros hay una listas de personas que se han inscrito o las han inscrito para recibir las novedades y los documentos que se publican. Se les envía lo urgente por lista de correo con el fin de que puedan orar. Esas intenciones se han enviado. Es pues importante conseguir implicar a más personas en ello.

Todos los días se pone la iniciativa de Adopción Espiritual, sus miembros, sus intenciones generales y de casos concretos, a los pies de la gruta de la Virgen de Lourdes, a los franciscanos de San Antonio y a la Adoracion Nocturna Mexicana En los enlaces hay más links. Por lo que sería interesante que dejaras ideas al respecto.

Necesitamos grupos de oración que conecten con esto.

Más: Adopción Espiritual ya está en varios países y webs. Es preciso ofrecer nuestra colaboración para ayudar a su difusión: Prietst for life, Vida Humana internacionaI, Perú alguna iniciativa de la Argentina. Si sabes de algún sitio más lo comunicas.

Adopción Espiritual no pretende ser un sitio que sirva para todo. Portales, sitios que tengan argumentos contra el aborto los hay y muy buenos. Sitios de formación religiosa también. Portales de acción ciudadana frente a los abusos de la legislación también... se supone que si estás aquí es porque eso ya lo sabes y lo haces o desarrollas también actividades de ese tipo en distintos ámbitos. Adopción Espiritual pretende ser un apoyo a la acción provida, concretamente la del nonato en peligro de ser abortado, de la misma manera que los conventos de clausura oran por las necesidades de toda la Iglesia y de todos lo hombres.

Tampoco difundimos material sobre el aborto ni similares. Hay sitios muy buenos que aportan esta información. En Buenas direcciones encuentran bastantes. También se pueden añadir sitios interesantes. Puedes poner los que consideres oportunos.

¿Por qué rezamos?

Dios antes de crear el mundo eligió a cada uno de sus hijos para que fuera santo y le diera una gloria de forma única. Para que sirviera a sus hermanos en determinadas circunstancias. Eliminar una vida es impedir que eso se cumpla. Sí, lo de la viñeta famosa, Él ya nos envía a las personas capaces de erradicar el hambre del mundo, la enfermedad, etc... no los hemos dejado nacer.

¿Por quién rezamos?

Por el nonato en peligro de ser abortado. Y aunque a todos se no venga a la memoria el caso de las mujeres embarazadas conviene pensar que en estos momentos hay otros supuestos como le de los embriones fabricados para la fecundación in vitro y que son crioconservados o sacrificados en aras de la investigación... investigación ¡Son personas! Estas técnicas de reproducción asistida producen incontables muertes. Lo mismo sucede con muchos anticonceptivos abortivos...

¿Qué rezamos?

Depende de las circunstancias personales. Uno puede rezar además de lo aconsejado en las distintas formas de adoptar, desde una jaculatoria hasta ofrecer la Santa Misa. Piensa que hasta un niño pequeño puede hacerlo con una oración sencilla aprendida de labios de su madre, el enfermo con un ‘Jesús’ en los labios...

¿Qué podemos hacer?

Folletos y estampas: Elena de Venezuela, está mirando cómo hacer trípticos para su parroquia. El problema viene de que no es lo mismo la pantalla que verlo escrito y si se capta o no el sentido. Ella me dijo que una amiga no lo pillaba... si sabes de esto puedes hacer algo. Se pondrá en la sección de descargas y en donde la oración esté puesta. En Dublín encontraron una estampa de la cruzada por la vida (en inglés) y se está mirando de traducir algo con ese diseño.

Jesús desde Perú, está diseñando estampas... Pienso que se podría hacer cuartillas DIN A5 -o mitad de tamaño carta como dicen en algunos sitios- dobladas por al mitad. Muchas parroquias tienen una mesita a la entrada y salida. Se le dice al párroco y se deja la información.

Los asilos son un buen sitio para pedir que recen, cuando alguien haga una visita a los ancianos o hable con las religiosas que lo cuidan.

Si tienes algo que aportar hazlo. Lo pondremos en descargas

Pedir a los sacerdotes que recen y apoyarlos en sus iniciativas provida

Se puede pedir en las parroquias que añadan: preces provida no son oficiales pero tienen algún visto bueno. En algunos sitios se hace Hora Santa de desagravio y de petición.

En las catequesis se puede fomentar la oración provida y por supuesto que la pureza sea también un tema. Rezar una decena del rosario a la Virgen desde niños es ya un arma poderosa y una garantía para las jóvenes y los muchachos de poder formar una familia normal cuando sean mayores. La mayor parte de los dichosos embarazos son consecuencia de un estilo de vida desordenado.

Difundir buenas iniciativas apostólicas provida en las noticias.

A veces lo que se hace en un sitio se puede hacer en más: colegios, parroquias, catequesis, asociaciones, prensa, etc.

Aportar direcciones

Recabar direcciones e-mail de personas que puedan estar interesadas en orar por la vida y recibir el boletín... pero ejemplo de entre tus contactos. Invitarlos a que se hagan miembros o a que reciban el boletín informativo.

Anima a que se apunten en la lista de correo. Si sabes de grupos de oración, personas piadosas, religiosos de vida contemplativa, anímalos. Recemos, ofrecezcamos lo que hacemos y abandonémoslo en manos del Dueño y Dador de la Vida

Nunca sabremos en la tierra los frutos que pueda dar esto.

 N.B. Esta presentación es susceptible de ser mejorada se pueden corregir y añadir datos. Formula las dudas que tengas y en breve lo podremos poner las respuestas.

"No tengáis miedo. El resultado de la batalla por la vida ya está decidido, aunque prosigue la lucha en circunstancias adversas y con muchos sufrimientos". Juan Pablo II JMJ Denver 1993

 

La gloria de Dios es que el hombre viva. San Ireneo

Leer comentarios

 

 

 

 

 

*   *   *

 

El síndrome postaborto también lo sufren los hombres

 

Dr. Esteban Rodríguez MartínEl doctor Rodríguez Martín analiza el aborto desde el punto de vista de la mujer y también del hombre.

REDACCION HO.- Desde su experiencia “como ginecólogo rescatador”, el doctor Rodríguez Martín, miembro de Ginecólogos por el Derecho a Vivir, reflexiona en El hombre frente al aborto, alternativas para la mujer sobre “el papel que el padre juega en el aborto y su repercusión para la mujer y la dinámica familiar“.

El texto parte de la propia experiencia profesional del doctor Rodríguez Martín y analiza las causas y consecuencias del aborto para la mujer y también en relación con el hombre, “del que nunca se habla“:

  • “En todo aborto provocado o terminación feticida de la gestación, hay un ser humano que muere, otro ser humano que mata y una madre que sufre las consecuencias de participar en la muerte de su hijo. Pero además hay un padre, del que nunca se habla.”
  • “Lo que compruebo en mi actividad clínica es que el único mensaje que una mujer desea oír de su pareja ante un embarazo imprevisto y el único que verdad le da paz, le quita el miedo y le permite dormir: ‘yo te quiero a ti y a nuestro hijo, y no te preocupes porque yo estoy aquí contigo y voy a defender a mi familia’.” “En nuestra experiencia el 80 % de las mujeres a las que se les ofrece ayuda deciden seguir adelante.”
  • “El síndrome postaborto también lo sufren los hombres. Incluso se constata que hermanos, otros hijos y madres que aconsejaron abortar a sus hijas, también lo sufren.”

El documento completo puede leerse en el archivo adjunto.

EL HOMBRE FRENTE AL ABORTO.doc

 

 

*   *   *

 

Caritas in veritate

 

51« (...)

Para salvaguardar la naturaleza no basta intervenir con incentivos o desincentivos económicos, y ni siquiera basta con una instrucción adecuada. Éstos son instrumentos importantes, pero el problema decisivo es la capacidad moral global de la sociedad.

Si no se respeta el derecho a la vida y a la muerte natural, si se hace artificial la concepción, la gestación y el nacimiento del hombre, si se sacrifican embriones humanos a la investigación, la conciencia común acaba perdiendo el concepto de ecología humana y con ello de la ecología ambiental.

Es una contradicción pedir a las nuevas generaciones el respeto al ambiente natural, cuando la educación y las leyes no las ayudan a respetarse a sí mismas.

El libro de la naturaleza es uno e indivisible, tanto en lo que concierne a la vida, la sexualidad, el matrimonio, la familia, las relaciones sociales, en una palabra, el desarrollo humano integral.

Los deberes que tenemos con el ambiente están relacionados con los que tenemos para con la persona considerada en sí misma y en su relación con los otros. No se pueden exigir unos y conculcar otros. Es una grave antinomia de la mentalidad y de la praxis actual, que envilece a la persona, trastorna el ambiente y daña a la sociedad.(...)»

 

Benedicto XVI Caritas in veritate

29 de junio de 2009

N de T. Los párrafos se han hecho para recalcar la lectura


 

*   *   *

 

Recuerdan a Marcela de Jesús, la niña anencefálica?

 


Hagan click en al foto para recordarlo

Para conocer más pueden ver el documental subtitulado

 

*   *   *

 

Cuatro características biológicas por las que somos humanos

 

 

*   *   *

 

Algunos problemas éticos de la reproducción asistida

 

 

Reproduzco este artículo de Dr. Justo Aznar. Pocas veces explican a los padres qué hacen con sus hijos -o los de quien sea, que quien no tiene escrúpulos para matar embriones no los va a tener para engañar sobre su filiación-. Hasta hace poco parecía que la selección preimplantatoria era una especie de rechazo a determinadas enfermedades, ahora se comprueba que una técnica común. Un niño fecundado in vitro es un superviviente de varias decenas de hermanos… ¡y nacen 35000 niños al año!. 


Por Justo Aznar

Del 14 al 16 de mayo de este mismo año 2009 tuvo lugar en Madrid el III Congreso Internacional sobre Medicina Reproductiva, organizado por el IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad).

En él se debatieron importantes temas relacionados con estas técnicas y al mismo asistieron más de mil expertos nacionales e internacionales. De dicho Congreso el IVI publica una entrevista con los doctores Antonio Pellicer y Antonio Requena, copresidente el primero del IVI y director del IVI en Madrid el segundo.

Por su interés reproducimos aquí lo por ellos manifestado sobre dicho evento científico:

Uno de los principales obstáculos que las técnicas de reproducción asistida deben salvar es, por un lado, el índice de fracasos y por otro, los embarazos de más de un feto. “El 30 por ciento de las fecundaciones “in vitro” (FIV) termina siendo un embarazo múltiple”- desvela Antonio Pellicer, copresidente del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).

El principal temor después de un tratamiento es tener un embarazo múltiple, que con frecuencia conduce a una incidencia más alta de complicaciones médicas, perinatales y neonatales y por lo tanto a mayores costes de asistencia sanitaria. “La cuestión es que de los embriones obtenidos tras la FIV, se suelen seleccionar varios para su implantación en el útero materno, con el objetivo de que al menos uno se desarrolle hasta el final”- comenta el experto.

Actualmente, el número de mujeres y hombres con problemas para tener un hijo no deja de aumentar en nuestro país, lo que convierte a la esterilidad en un problema médico y social preocupante que provoca que alrededor de 35.000 niños nazcan al cabo del año por medio de técnicas de reproducción asistida. “Una cifra parecida al resto de países europeos- señala Antonio Requena, director de IVI Madrid – pero todavía con una asignatura pendiente en nuestro caso: el alto número de gestaciones que resultan embarazos múltiples”.

Por este motivo, los especialistas en reproducción asistida están trabajando para desarrollar nuevas técnicas de selección embrionaria que reduzcan esta tasa, “el objetivo es conseguir embriones de mejor calidad para que sea necesario transferir un menor número y garantizar la gestación sin que se produzca embarazo múltiple”- aclara el doctor Requena.

Técnicas actuales

Hasta ahora los métodos de selección se basan en las características morfológicas del embrión al observarlo bajo el microscopio para elegir a los más ‘aptos’, pero se trata de algo intuitivo y subjetivo, y los seleccionados no siempre cumplen las expectativas.

La evaluación de la viabilidad de los embriones se lleva a cabo utilizando procedimientos invasivos, “y la desventaja es que al biopsiar el embrión para diagnosticar las anomalías se daña, con lo que la ventaja de eliminar la anormalidad se contrarresta con la transferencia de un embrión dañado técnicamente”, argumenta el doctor Pellicer.

Teniendo en cuenta esta afirmación, se deriva la necesidad de buscar métodos no invasivos.


Metabolómica e Índice de viabilidad

Actualmente se sabe que el metabolismo de un embrión puede proporcionar sólidas pistas con respecto a su viabilidad. “Si somos capaces de analizar lo que un embrión consume y lo que expulsa en el medio de cultivo donde se desarrollará durante unos días, podemos conocer su salud; Es algo semejante a si conocemos los parámetros sanguíneos de un paciente (colesterol, azúcar, tensión…) y sabemos lo que consume (comidas, tabaco, alcohol, etc.), con eso nos haríamos enseguida una idea de si el paciente está sano o no” – explica el doctor Pellicer. Es decir, estudiando el medio de cultivo del embrión podremos elegir el más apto para la implantación.

Gracias a la tecnología podemos detectar de forma precoz y no invasiva el perfil metabólico de los embriones en su medio de cultivo, el denominado Índice de Viabilidad. Este marcador se puede utilizar como complemento a la morfología, “la principal ventaja de esta nueva técnica es que, al no ser invasiva, soluciona uno de los problemas por los que la biopsia y estudio del status cromosómico del embrión no funcionan y si además, resulta tan específica para eliminar las anomalías cromosómicas causantes del Síndrome de Down, Síndrome de Turner, etc., como nuestros datos iniciales sugieren, estamos ante una técnica que será de aplicación necesaria en los laboratorios de FIV en un futuro inmediato”- concluye Pellicer

Del documento comentado nos parece de interés resaltar lo siguiente:

  • El elevado número de embarazos múltiples consecuentes a la utilización de la fecundación in vitro, que los autores cifran en 30%.

  • El peligro médico que esto supone para madre y fetos.

  • La explícita manifestación de que en estas técnicas se seleccionan embriones para implantar los más aptos.

  • El que se resalte una nueva técnica, la metabolómica, que facilita “elegir el embrión más apto para la implantación”.

  • Que se reconozca de una forma objetiva que al biopsiar un embrión, es decir, quitarle un blastómero para analizar su condición genética, el embrión queda dañado.

  • Que gracias a la metabolómica se podrán con facilidad “eliminar las anomalías cromosómicas causantes del Síndrome de Down, del de Turner, etc.”… por lo que “estamos ante una nueva técnica que será de aplicación necesaria en los laboratorios de FID en un futuro inmediato”.

  • Es decir, se está proponiendo utilizar técnicas manifiestamente utilitarias  y eugenésicas, algo éticamente inaceptable.

  • Además se reconoce explícitamente que se manipulan, destruyéndolas, vidas humanas, embriones, con la finalidad de buscar la mayor eficiencia de la fecundidad in vitro.

www.bioeticaweb.com 

 

*   *   *

 

Eduardo Verástegui- Dura Realidad

 


Eduardo Verástegui denuncia horror del aborto entre votantes hispanos en EEUU


 

Se puede ver en http://www.massmediamail.com/durarealidad



LOS ANGELES, 24 Sep. 08 / 05:45 pm (ACI).- El actor mexicano Eduardo Verástegui ha lanzado un video denominado "Dura Realidad" en el que pide a los votantes hispanos poner fin al aborto en Estados Unidos mientras muestra la crueldad de esta práctica y expone la postura abortista del candidato presidencial demócrata Barack Obama.


En el video, que recoge imágenes explícitas de abortos reales, Verástegui denuncia que los hispanos son los más afectados por la industria del aborto.


Para el actor es desconcertante que la mayoría de los centros de aborto se encuentren en los barrios habitados por hispanos y los medios de comunicación en español estén saturados de anuncios a favor del aborto.


"El aborto no solamente es un negocio muy lucrativo sino que también es utilizado por personas racistas como un medio para eliminar a nuestra gente ya que ellos piensan que somos una amenaza para la democracia en este país", sostiene Verástegui.


Tras recordar que de los más de tres mil bebés abortados a diario en Estados Unidos, 650 son de origen hispano, el actor señala que "el aborto es legal porque no hay suficientes hombres y mujeres que alcen su voz en contra del aborto".


Verástegui asegura que "es necesario ponerle un fin al aborto y los candidatos políticos juegan un papel muy importante en este tema".


El actor recuerda que "Obama apoya los abortos realizados durante los últimos meses del embarazo"; "apoya los inhumanos abortos por nacimiento parcial"; y "quiere financiar abortos con los impuestos que pagamos usted y yo".


Asimismo, sostiene que "como legislador, Obama votó en diversas ocasiones en contra de una ley que buscaba proteger a los bebés que habían sobrevivido a un aborto, que habían nacido vivos".


"Obama se ha comprometido en remover todas las leyes pro-vida que actualmente en muchos estados ofrecen protección a los bebés aún no nacidos y a sus madres", agrega.


Verástegui cuestiona que Obama no esté de acuerdo en que los padres de familia sean notificados antes de que una menor de edad sea sometida a un aborto.


"A Obama le interesa más mantener la legalidad del aborto que el bienestar de los bebés, los niños y las familias de este país", denuncia Verástegui y pide a los hispanos unirse y hacer "algo para defender la vida en todo momento, desde su concepción hasta su muerte natural".

 

*   *   *

 

Reflexiones ante el abortorio durante un rescate

 

 

ABORTO ¿DERECHO O IMPOSICIÓN?


Después de la tarde de hoy, me he decidido a escribir de las injusticias que se producen día a día en nuestra sociedad.

Desde hace aproximadamente cinco meses, acudo todos los sábados de 16:00 a 18:00 a un centro abortista de los numerosos que hay en Madrid, para dar información y alternativas a las mujeres que tienen problemas para poder traer a sus HIJOS al mundo. Lo llamo centro por denominarlo de alguna forma, ya que el término de clínica estaría mal empleado, pues matar a inocentes no es sinónimo de medicina.

Como iba diciendo, hace cinco meses que soy testigo directo de las continuas injusticias que se producen en nuestro país. 

He visto centenares de jóvenes que han sido arrastradas por sus progenitores (no sé si el término de padres admitiría esta aberración hacia una hija) y han sido obligadas a abortar, sin dejar que tengan siquiera conocimiento de las ayudas ni de las posibles consecuencias que el aborto trae consigo.

También he visto el papel del machismo que hay detrás de todos estos abortos: hombres
que amenazan con abandonar a la mujer si no decide matar y arrancar de sus entrañas algo más que un puñado de células.

He visto los intereses de esos centros, que niegan el derecho a los padres de ver la ecografía de su HIJO, para que sentimentalmente no se vinculen, porque el negocio del aborto, da mucho dinero.

Hoy ya he querido dar voz a todas estas mujeres que por miedo o porque no ven otra solución, ven como única alternativa el aborto.

Estas coacciones no son los únicos problemas que he visto o presenciado en estos centros. Otro problema es la falta de información que hay sobre las ayudas que la comunidad de Madrid ofrece a todas estas mujeres, al igual que la falta de información que hay sobre los efectos del síndrome post- aborto.

Hoy, como otros muchos sábados, hemos abierto los ojos a mujeres que no tenían ni noción de estas ayudas. Hoy, hemos dado esperanza a esas jóvenes que veían como única solución la muerte de un hijo al que quieren. 

Hoy será un día que recordará una madre que podrá serlo, ya que recibirá todas las ayudas que necesite y por lo tanto una abuela que podrá añadir un nieto más a su lista. El problema que tenía esta joven: es menor de edad y es la cuarta de cinco hermanos. Su padre es el único que trabaja y no quiere sobre cargar a la familia. Qué triste que una joven se vea obligada a abortar porque no tiene a nadie que le ayude en su situación.

¿Por qué las mujeres se sorprenden cuando ven que hay ayudas que realmente ayudan? 
Deberíamos unirnos para exigir al gobierno menos leyes que faciliten el matar a tu hijo, y más ayudas para poder tenerlo. Parece que el aborto más que un derecho, es una imposición. 

Las mujeres no abortan porque no quieran a sus hijos, las mujeres abortan porque no tienen trabajo; o porque el marido les deja; o en el trabajo las echan. 

Las mujeres de esta sociedad no tienen derechos, pues se les ha quitado el principal: poder ejercer su maternidad.

 

*   *   *

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote