Textos clave: Historia de Valeria

 
categoríaTestimonios
fecha25-7-2011
autorAdmin

Historia de Valeria

haz click aquí

(...)

Durante el tiempo de espera al nacimiento de Valeria y el diagnostico confirmado de trisomia 18, para nosotros como lo explique antes, fue de gran importancia leer testimonios de familias que habían pasado por las mismas circunstancias, cuando trate de encontrar en internet testimonios de familias en español, encontré solo diagnósticos médicos. Mi idioma materno es el español, vivo en Estados Unidos, quería encontrar información que pudiera entender perfectamente y que no tuviera que depender de nadie para que me tradujera lo que yo no entendiera, de ahí nació la idea de crear una pagina en honor a Valeria, esto me ayudo bastante a encontrarle un sentido a su vida y un significado a nuestro sufrimiento, nos lleno de emoción saber que nuestro testimonio podría ayudar a otras familias a luchar la vida de sus bebes con trisomia 18 así como nosotros encontramos apoyo en los testimonios de otras personas. Dios nos dio la suficiente fortaleza para salir adelante, sin querer buscar responsables o culpables por lo que había pasado, El puso en nuestros camino, suficiente apoyo, oraciones, amor y demostraciones de amistad que nunca nos imaginamos, esto nos ayudo y nos sigue ayudando a seguir adelante.

La semana anterior al nacimiento, hable con el Padre amigo de nosotros para que realizara una misa al día siguiente de su nacimiento en acción de gracias por el nacimiento de nuestra bebe.

Finalmente, el Viernes, 20 de Octubre llego, fuimos citados en el Hospital a las 5:00 de la mañana, me hicieron las revisiones pertinentes, cuando monitorearon el corazón de Valeria, empezó a invadirme el temor, su corazón no estaba tan fuerte como nosotros creíamos, pasaba de palpitaciones demasiado fuertes y rápidas a palpitaciones demasiado bajas y lentas. Pasamos a la sala de operaciones y comenzó la cirugía, a mi esposo le temblaban las manos y no era capaz de contener las lagrimas, solo queríamos escuchar el llanto de Valeria y sentirnos tranquilos de que había nacido. Nos invadió una alegría enorme, eran las 8:11 A.M.,por fin estaba con nosotros, la revisaron rápidamente y no la entregaron por fin en nuestros brazos, pasamos a la sala de recuperación, abría sus ojitos muy débilmente, pero estaba tranquila, pasamos a la habitación, allá nos esperaban toda nuestra familia y amigos, alrededor de treinta personas queriéndola conocer, la cargaron, le tomaron gran cantidad de fotos, fue muy especial ver que tantas personas quisieran compartir con ella, para muchas personas Valeria se convirtió en un símbolo de lucha y de mídalas diez y media de la mañana llego la enfermera, la bañaron y la vistieron para el bautizo. Pasaron pocos minutos después del baño cuando comenzaron sus episodios de apnea, desde esos momentos el corazón de Valeria comenzó a latir débilmente, falleció alrededor de las 2:45 de la tarde, perdí a mi hija pero me regalaron a un hermoso ángel...

Después de su fallecimiento la tuvimos con nosotros hasta las siete de la noche, su pequeña boquita aun estaba de color rojo, cuando las enfermeras llegaron por ella, no quería entregarla, la abrazaba cada vez mas fuerte hasta que mi esposo me pidió que por favor la dejara ir, ya había cambiado la hora de entrega de Valeria en cuatro oportunidades. Acordamos con la trabajadora social que la cremarían y el Domingo al salir del hospital la podríamos recoger, pero en la noche me entro una angustia enorme, y estalle en llanto, le dije a mi esposo que por favor al día siguiente fuera con nuestra familia a la cremación y le hicieran una oración, me parecía increíble que nosotros no hubiéramos pensado estar con ella en esos momentos, pero en realidad todavía estábamos aturdidos. Efectivamente, al día siguiente, Sábado, mi esposo con parte de nuestra familia estuvieron en su cremación, esto me dio algo de paz.

Ese mismo día, Sábado, a las siete de la noche era la misa que le había pedido al Sacerdote que hiciera en agradecimiento por el nacimiento de Valeria, nunca pensé que seria la misa de su funeral, pero efectivamente debíamos dar gracias por su nacimiento pero a la vez la teníamos que despedir.Yo no pude asistir, aun estaba en el hospital, mi esposo tuvo el valor de entrar en medio de la Iglesia con las cenizas de Valeria, todas las personas me comentaron que fue una celebración Hermosa, el sacerdote leyó una de las cartas escritas para ella y comparo las ironías de la vida, el hecho de que algunas mujeres decidieran abortar y otras rogando e implorando aunque sea solo minutos para poder conocer a sus bebes, todas las personas le aplaudieron fuerte por un minuto seguido, Al día siguiente salí del hospital y el Padre fue de Nuevo a nuestra casa, realizo una oración, nos acompañaron amigos y familiares.

(...)

Trisomia18 más en Yo Valeria &www.trisomiavaleria.org

Leer Comentarios

 


cortesía de Adopción Espiritual