Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

estás en: Adopción Espiritual :: Textos clave

Nick: Pass:

 

versión imprimible o para lectores de baja capacidad visual

en esta categoría y grupo:
A Santa Teresa de Jesús
No Temas
Poema por el niño nonato
Me gustaría que fueras alguien
LA NACENCIA
Tres corazones
Nonato
Explosión vital
NO CALLAREMOS
ROMANCE DE LA VOZ EN LA SANGRE
ROMANCE DE AQUEL HIJO
Clamor desde el seno materno
Beso por Beso
Elegía del padre de un niño abortado
Mamá, gracias por dejarme nacer
Yo soy el tallo cruelmente tronchado
Elegía al hijo no nacido por el aborto.
Elegía al hijo no nacido por el aborto
Mi Chance por Jaime Thietten

 

Otras categorías:
25 de marzo
Adopcion espiritual en el mundo
Adopción espiritual: antecedentes
Anticonceptivos
Asociaciones pro vida
Bioética
Con humor y con amor
Cultura de la vida
Documentos
Educación
Familia
Iniciativas
La acción provida
La oración provida
La voz del Papa
Libros
Motivos para adoptar
Nosotros
Oración
Otros
persecuciones
Preguntas y respuestas
Recursos Provida
Relativismo
SPA
Testimonios
Vigilias
¿Por qué luchar contra el aborto?

 

Añadir un comentario

 

Buscar

ingresa una palabra o frase

Buscar en:

marcar/quitar las categorías

Adopción Espiritual:

Textos clave

Oraciones

¡Urgente!

Presentación

Testimonios de adopción espiritual

Está sucediendo:

Noticias

Calendario

Extras:

 

dentro de los textos

en títulos

en resúmenes

Clamor desde el seno materno

autor: Juan Ramón Bailón Hernández

categoría: Poemas

Abierto a todos los lectores

.

 


  

Clamor desde el seno materno 



No me expulses, madre, de tu seno,
No me niegues, madre, tu alimento.
Con angustia clamo, de dolor lleno:
Eres, madre, mi único sustento.

Deja que mi cuerpo sea capaz de alimentarse,
Deja que mi vida tenga fuerza;
Dame tu sangre, no la permitas derramarse,
No seques la fuente do mi vida está inmersa.

¿No imaginas que aun pequeño e inerme
También yo tengo en mi ser un alma,
Que yo también pierdo la calma
Ante la aterradora idea de mi muerte?

Comprende que, además de vivir, ¡oh madre!,
Yo pretendo al hablar de esto a ti salvarte.
Pues, ¿acaso no has pensado que, al causar mi muerte
Responderás de mí ante el Eterno Padre?

Yo no había pedido, madre, ser formado,
Fue Dios quien me puso en tu seno;
Es, por tanto, divina propiedad mi ser creado
Y ni tú tienes derecho a destruir mi sueño.

Pon tu suave mano en tu redondo seno
Y sentirás mi corazón latir contento;
Sólo así podrás saber que también yo siento
La risa, el llanto el estar sereno.

Si llegan a tu vida las penas a raudales
Y no se calman a pesar de tus desvelos,
¿Por qué mi vida te provoca miedo,
Si colmarás conmigo tus ansias maternales?

Si niega conocerme el que es mi padre,
No te angusties ni intentes destrozarme;
No te importe que la gente te rechace:
¡Tienes a Dios y a mí para amarte!

Este jirón de carne que parezco
En tus manos está sublimarlo en lo eterno,
Si permites que en el agua y el Espíritu Bueno,
Renazca y me convierta, de Dios, en vivo templo.

Autor: Juan Ramón Bailón Hernández
(Franciscano Seglar, médico cirujano)

 

 

 

enviar por mail (¡también a tu propia casilla!)

 

Añadir un comentario

 

título:

 

autor:

(54.198.200.--- )  

 

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote