Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

estás en: Adopción Espiritual :: Textos clave

Nick: Pass:

 

versión imprimible o para lectores de baja capacidad visual

en esta categoría y grupo:
La adopción del niño que ha sido abortado
¿Por qué rezar por los nacidos?
Oración por un hijo abortado
Orando por los abuelitos de los bebés no nacidos
40 Días por la Vida celebra el cierre de las instalaciones de Aborto en Maryland
La importancia de la oracion y el ayuno para la defensa de la vida
Una vigilia de oración ante un centro de abortos en Miami
Con el lema: Bendito sea el fruto de tu vientre
La otra mano de Dios
LA ORACIÓN UNIDA A LA ACCIÓN PROVIDA LOGRA MILAGROS
Rezando por los bebés abortados
Cotignac, hoy: familia y vida
El aborto fue un instrumento de opresión del nazismo y el comunismo
UNA LLAMADA AL ARREPENTIMIENTO Y A LA ORACIÓN
Oración y testimonio salvan vidas en la meca del aborto.
Diez retos para el movimiento provida
Abby Johnson, directora de abortorio, se convierte en provida gracias a 40 days for life
Peregrinaciones por la vida del no nacido: ahora, también en Cataluña
Vamos al Gólgota por que los que crucifican a Jesús, con Mons. Reilly
Promueve Adoración Eucarística por la Vida, para frenar el aborto y leyes que lo facilitan
Un guardia de seguridad de IPPF se pasa a los provida en plena protesta en la calle
Un detonante para orar

 

Otras categorías:
25 de marzo
Adopcion espiritual en el mundo
Adopción espiritual: antecedentes
Anticonceptivos
Asociaciones pro vida
Bioética
Con humor y con amor
Cultura de la vida
Documentos
Educación
Familia
Iniciativas
La acción provida
La voz del Papa
Libros
Motivos para adoptar
Nosotros
Oración
Otros
persecuciones
Poemas
Preguntas y respuestas
Recursos Provida
Relativismo
SPA
Testimonios
Vigilias
¿Por qué luchar contra el aborto?

 

Añadir un comentario

 

Buscar

ingresa una palabra o frase

Buscar en:

marcar/quitar las categorías

Adopción Espiritual:

Textos clave

Oraciones

¡Urgente!

Presentación

Testimonios de adopción espiritual

Está sucediendo:

Noticias

Calendario

Extras:

 

dentro de los textos

en títulos

en resúmenes

UNA LLAMADA AL ARREPENTIMIENTO Y A LA ORACIÓN

autor: Admin

categoría: La oración provida

Abierto a todos los lectores

 


UNA LLAMADA AL ARREPENTIMIENTO Y A LA ORACIÓN.

 

Magaly Llaguno

Directora Ejecutiva de VHI

 

En EEUU actualmente nos enfrentamos a una crisis de valores que no tiene precedentes, en lo que concierne a la falta de respeto por la vida humana y la amenaza que se cierne sobre las familias.  Debido a la legalización del aborto han muerto ya más de 45 millones de seres humanos y actualmente varios Estados han legalizado el “matrimonio” de personas del mismo sexo. Inclusive, en las escuelas de esos Estados se les enseña a niños muy pequeños desde el Kindergarten o jardín infantil, que las relaciones homosexuales son “normales” y “buenas” [1].

 

Por primera vez en la historia de esta nación, un candidato a la presidencia no sólo apoya el crimen del aborto provocado sin límites de ningún tipo – incluyendo el horrendo método de aborto “por nacimiento parcial” pagado por nosotros los contribuyentes de impuestos - sino que además se opone a que se les brinde ayuda médica a los bebés que sobreviven al intento de abortarlos. El abandonar a estas criaturas que ya han nacido a su suerte, es nada más y nada menos que infanticidio.

 

Dado el hecho de que en EEUU se están usando cada vez más los métodos químicos para abortar (como la RU 486), inclusive en las últimas etapas del embarazo, las probabilidades de que sobrevivan estas criaturas son mucho mayores, ya que no mueren despedazadas mientras todavía están vivas, como sucede con los demás métodos de aborto.

 

En EEUU se realizan alrededor de 3,600 abortos diariamente, 7 días a la semana, 365 días al año; más o menos millón y medio anualmente. La guerra contra los inocentes seres humanos en desarrollo ha cobrado más de 45 millones de vidas desde que fue legalizado el aborto por el Tribunal Supremo, el 22 de enero de 1973. Muchas de esas mamás también han muerto. Esa guerra ha dejado muchísimas más víctimas que todas las demás guerras que ha tenido el mundo. No nos engañemos, ¡la sangre de esos inocentes clama al cielo, como clamó la de Abel!

 

“Ama a tu prójimo como a ti mismo”, nos dijo Jesús. Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad hacia el prójimo. Nuestra Iglesia Católica nos dice que hay 5 aspectos en lo que concierne a nuestros deberes con el prójimo, que no son negociables:

 

El aborto, la eutanasia, la investigación con células madre utilizando embriones humanos o cualquier otra manipulación experimental o explotación del embrión humano, la clonación de seres humanos y el “matrimonio” homosexual.

 

Todos nosotros sin excepción, si verdaderamente nos consideramos cristianos, debemos hacernos estas preguntas:

 

1. ¿Me he informado bien sobre estos temas que nuestra Iglesia nos advierte son cruciales en lo que concierne a preservar la vida, la dignidad de todo ser humano y la integridad del matrimonio? Y sobre todo;  ¿me he asegurado de que toda mi familia, especialmente mis hijos e hijas jóvenes, quienes quizás algún día se vean en la encrucijada de decidir qué hacer ante un embarazo inesperado fuera del matrimonio, también estén no sólo informados sino también formados en la fe y el respeto a toda vida humana? [2].

 

2. ¿Qué he hecho yo para salvar siquiera a una sola de esos 45 millones de criaturas que murieron abortadas de la forma más cruel?

 

3. ¿He votado por candidatos abortistas o los he promovido, a pesar de que podía haberlo hecho por un candidato provida, desobedeciendo la enseñanza de mi Iglesia la cual nos dice que el aborto es un grave mal intrínseco y jamás debe promoverse de ningún modo?

 

4. ¿He orado y hecho lo que está a mi alcance para que triunfe la cultura de la vida sobre la actual “cultura” de la muerte en esta nación?

 

No sólo en EEUU sino alrededor del mundo, estamos en una encrucijada: defender y promover el derecho a la vida de todo ser humano y la integridad de la familia construyendo la cultura de la vida; o continuar siendo indiferentes ante la muerte de muchas más criaturas inocentes, la destrucción del matrimonio como lo creó y ordenó Dios  y la perversión de nuestros propios hijos en las escuelas, mediante el adoctrinamiento a favor de las relaciones homosexuales y otras inmoralidades.

 

Si no hacemos nada y permitimos que continúe la matanza de seres humanos y el resto de los males de los cuales está actualmente saturada nuestra sociedad, ¿cuál será nuestra respuesta cuando en el juicio final Dios nos pregunte qué hicimos mientras todo esto estaba sucediendo?

 

¡No es demasiado tarde! Dios nos dice en su palabra: “Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla, ora, me busca y abandona su mala conducta, yo le escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra” (Crónicas 7:14). También nos pide el Señor arrepentimiento y penitencia: “Conviértanse a mí con ayuno, con llanto, con luto. Rasguen los corazones y no los vestidos; conviértanse al Señor su Dios, que es compasivo y clemente, paciente y misericordioso, y se arrepiente de las amenazas” (Joel 2:12-13).

 

El Señor le dijo a Abel: “Se oye la sangre de tu hermano clamar a mí desde el suelo” (Génesis 4:10). ¡No podemos siquiera imaginarnos, qué nos diría el Señor por el derramamiento de la sangre de 45 millones de inocentes, abortados bajo el amparo de la ley!

 

Es necesario que nos arrepintamos como nación, que de rodillas le pidamos perdón a Dios y que hagamos penitencia. Pidámosle perdón no sólo a Dios, sino también a esos pequeños hermanitos nuestros que murieron la más horrible de las muertes y que no llegaron a experimentar el amor humano. Roguémosles su intercesión y oremos diariamente, para que podamos convertir esta cultura de muerte en la cual vivimos en una cultura de vida [3].

 

Notas:

[1]. Puede ver en el video en inglés que está en http://link.brightcove.com/services/player/bcpid1352578267?bctid=1784521903, la entrevista a dos padres de familia cuyos hijos de 5 y 7 años respectivamente, fueron indoctrinados a favor de la homosexualidad en su escuela.

[2]. Puede informarse acerca de todos los ya mencionados temas en el portal de Vida Humana Internacional: www.vidahumana.org.

[3]. Véase: Juan Pablo II, El Evangelio de la Vida, 1995, no. 99.

 

 

 

enviar por mail (¡también a tu propia casilla!)

 

Añadir un comentario

 

título:

 

autor:

(54.161.108.--- )  

 

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote