Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

estás en: Adopción Espiritual :: Textos clave

Nick: Pass:

 

versión imprimible o para lectores de baja capacidad visual

en esta categoría y grupo:
Ecología y bioética
La conexión entre la anticoncepción y el aborto
ANTICONCEPCIÓN Y ABORTO: UNA CONEXIÓN FUNDAMENTAL
El papel de la anticoncepción en el aumento de abortos
De la anticoncepción al aborto
Qué distingue a un adulto de un embrión microscópico
Mi profesión está secuestrada. Ya no puedo hacer mi trabajo; mis pacientes sufren y yo estoy harta
Los anticonceptivos matan al niño por nacer
Entrevista Dr. Esteban Rodríguez en COPE, primer ginecólogo que objeta al diagnóstico prenatal
Aproximadamente el 2% de niños que nacen hoy en España lo hace por reproducción asistida
Entrevista Dr. Esteban Rodríguez, primer ginecólogo que objeta al diagnóstico prenatal
La ética del ginecólogo y el diagnóstico prenatal
Los otros sacrificados
Informe Cientifico Sobre La Comunicación Materno-filial en El Embarazo.
El diálogo molecular entre madre e hijo desde el momento de la fecundación
Algunos problemas éticos de la reproducción asistida
Declaración de Guanajuato sobre Fecundación in Vitro
Declaración de los derechos humanos del concebido
Experimentación fetal, transplantes, cosmética y su relación con el aborto provocado.
ÉTICA DEL ABORTO

 

Otras categorías:
25 de marzo
Adopcion espiritual en el mundo
Adopción espiritual: antecedentes
Anticonceptivos
Asociaciones pro vida
Con humor y con amor
Cultura de la vida
Documentos
Educación
Familia
Iniciativas
La acción provida
La oración provida
La voz del Papa
Libros
Motivos para adoptar
Nosotros
Oración
Otros
persecuciones
Poemas
Preguntas y respuestas
Recursos Provida
Relativismo
SPA
Testimonios
Vigilias
¿Por qué luchar contra el aborto?

 

Añadir un comentario

 

Buscar

ingresa una palabra o frase

Buscar en:

marcar/quitar las categorías

Adopción Espiritual:

Textos clave

Oraciones

¡Urgente!

Presentación

Testimonios de adopción espiritual

Está sucediendo:

Noticias

Calendario

Extras:

 

dentro de los textos

en títulos

en resúmenes

Los otros sacrificados

autor: Admin

categoría: Bioética

Abierto a todos los lectores

 

Javier y sus hermanos

 

 por Justo Aznar  
Director del Instituto de Ciencias de la Vida, U. C. de Valencia 
Fuente: Alfa & Omega
 
 De cada 100 embriones generados para salvar a un hermano, nacen menos de dos. Mientras muchos medios se felicitan por que haya nacido un niño seleccionado genéticamente para curar a un hermano, pocos piensan en todas las vidas aniquiladas para lograrlo.

 

El domingo día 12 de este mes de octubre, nació en el Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, el primer niño-medicamento, producido con la finalidad específica de ser utilizado para tratar a un hermano suyo que padece una betatalasemia, una enfermedad hereditaria que ocasiona una grave anemia que requiere transfusiones frecuentes. Se ha conservado sangre del cordón umbilical del recién nacido, que podrá ser utilizada para tratar a su hermano enfermo.

 

  Este hecho sugiere comentarios médicos y éticos. No vamos a entrar aquí en los aspectos médicos del caso, por otro lado bien conocidos. Antes de seguir adelante, hay que dejar bien sentado que nuestras reflexiones para nada pretenden juzgar la intención de los padres del pequeño Javier, que indudablemente sólo han debido de buscar lo que, a su juicio, era lo mejor para su hijo enfermo, Andrés.

 

  En primer lugar, es necesario tener en cuenta que, para la producción del bebé-medicamento, ha habido que utilizar la fecundación in vitro, la cual, como es sabido, tiene objetivas dificultades morales, derivadas fundamentalmente de que, con ella, se produce un ser humano al margen del único sistema que su dignidad exige, que no es otro que la donación de amor en el acto físico de la relación sexual de sus padres. No podemos profundizar más en este aspecto, pero nos parece que es imprescindible tenerlo en cuenta al realizar una valoración moral global del hecho que se comenta.

 

  La segunda dificultad ética estriba en que los bebés-medicamento se producen para ser utilizados como material biológico específicamente destinado a tratar a otro niño enfermo. En este caso, su hermano. Este concepto de niño producido para algo no parece compatible con la dignidad del ser humano, que siempre debe ser concebido como alguien, directamente querido por sus padres, es decir, concebido pensado únicamente en su propio bien.

 

  Por ello, importantes corrientes bioéticas anglosajonas basan la idoneidad ética de la producción de los bebés-medicamento en que los niños producidos sean directamente deseados y amados por sus padres, con independencia de que adicionalmente puedan servir para curar a su hermano enfermo. Sin embargo, en la decisión de producir un bebé-medicamento, no me parece fácil de justificar el querer tener un nuevo hijo como consecuencia de un acto de amor específico hacia él, cuando simultáneamente en esa misma decisión se esta despreciando a otros embriones, también hijos suyos, que van a morir. Decisión de amor y muerte, difícil de cohonestar éticamente.

 

  El tercer aspecto éticamente negativo de la producción de losbebés-medicamento es que, para obtenerlos ineludiblemente, hay que destruir un elevado número de vidas humanas, de embriones, 16 en el caso de Javier, circunstancia que también se dio en el primer bebé-medicamento que nació en España, aunque fue producido en el Instituto de Medicina Reproductiva de Chicago. En ese caso, en el primer intento fallido se produjeron 18 embriones, ninguno de los cuales era útil. En el segundo, 10, de los que solamente era sano y compatible uno, que fue transferido a su madre, sin que se consiguiera un embarazo. En el tercer intento, se produjeron también 10 embriones. De ellos, sólo dos libres de la enfermedad de sus padres, y que eran compatibles con la sangre de su hermana. Ambos fueron trasferidos, y sólo uno de ellos logró implantarse, consiguiéndose que naciera la niña. Es decir, en total se destruyeron 38 embriones para conseguir el deseado bebé, algo que éticamente no parece fácilmente justificable.

 

  Pero esto no ha ocurrido sólo en los casos que hemos comentado, pues la destrucción de embriones para conseguir estos niños es una norma en la literatura médica. Así, uniendo datos de los tres más amplios estudios realizados sobre esta materia, se constata que para conseguir 49 niños útiles hubo que producir 2.796 embriones, lo que se traduce en una eficiencia del 1,75%. Sin duda, es esta gran pérdida de embriones humanos que la técnica conlleva, la principal dificultad ética.

 

Antes de terminar, quiero referirme a un hecho que, en los medios de comunicación, ha suscitado un intenso debate con motivo del nacimiento de Javier. Me refiero al injustificado ataque que ha sufrido la Iglesia católica tras la publicación, por parte de la Conferencia Episcopal Española, de un documento sobre este hecho.

 

  En diversos medios se ha acusado a la Iglesia de ir contra el avance de la ciencia. No tengo en este momento posibilidad de profundizar más en ello, pero la Iglesia de ninguna forma se manifiesta contra los avances de la ciencia, sino contra la mala utilización de los avances científicos, y no cabe duda de que un avance construido sobre la destrucción de numerosas vidas humanas, en este caso de las más inocentes, requiere, al menos, una profunda reflexión ética, que es lo que la Iglesia ha hecho.

 

 

 

enviar por mail (¡también a tu propia casilla!)

 

Añadir un comentario

 

título:

 

autor:

(54.224.184.--- )  

 

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote