Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

estás en: Adopción Espiritual :: Textos clave

Nick: Pass:

 

versión imprimible o para lectores de baja capacidad visual

en esta categoría y grupo:
25 años bastan
Cancelado el aborto de un bebé de once semanas en Madrid, tras una «Cadena de Oración»
II Congreso Internacional: Pronunciamiento de los jóvenes que se adhieren a la Declaracion de Lima
Propuesta de inclusión de la invocación «Mater Vitae, Ora Pro Nobis» en las letanías del Rosario
II Congreso Internacional Provida: DECLARACION DE LIMA
¿Conoce alguna iniciativa?
La penitencia como arma para defender la vida.
Rezan por las intenciones de Adopción Espiritual
Los provida enfrentan el aborto con rezo del rosario en Miami
Misas de Reparación, por las Víctimas del Aborto
MARÍA: A TI CONFIAMOS LA CAUSA DE LA VIDA
Recuerdan a niños abortados en Colombia con Eucaristía
GRAN VICTORIA PROVIDA ES FRUTO DE LA ORACIÓN
ÚLTIMO CASO ATENDIDO POR RED MADRE EN CÁDIZ
En Argentina: oración por los no nacidos
Misas de Reparación en Ntra Sra de las Gracias
Misas de Reparación por las Víctimas del Aborto:saber más
EL JARDÍN DE LOS AUSENTES
CUARENTA DÍAS POR LA VIDA
Evangelicemos Juntos por la Vida
El obispo de Fargo pide a sus sacerdotes que recen una hora frente a los abortorios-
UNA OBRA EN DEFENSA DE LA VIDA
Plataforma por la Vida y la Mujer
Este no es un funeral como los demás
Del abortorio a la pila bautismal
Asesinados en la Oscuridad, Recordados en la Luz
Adopta físicamente un niño que va a ser abortado
Derecho a cristiana sepultura de los niños por nacer
PROYECTO ADOPCIÓN COMO ALTERNATIVA AL EXECRABLE (1) CRIMEN DEL ABORTO
El Colegio Las Acacias de Vigo, comprometido con la vida
Jesús Poveda convoca una Escuela de Rescate
La Fundación Madrina pide que se conciba la maternidad como una riqueza
Cada vida importa: manifestación 17-O
Conrado Giménez fundador de Madrina dejó todo por ayudar a las jóvenes embarazadas
Bebé Aído reproducción exacta de un feto de 10 semanas de gestación
No lo mates... ¡Dámelo a mí!
Iniciativa escolar

 

Otras categorías:
25 de marzo
Adopcion espiritual en el mundo
Adopción espiritual: antecedentes
Anticonceptivos
Asociaciones pro vida
Bioética
Con humor y con amor
Cultura de la vida
Documentos
Educación
Familia
La acción provida
La oración provida
La voz del Papa
Libros
Motivos para adoptar
Nosotros
Oración
Otros
persecuciones
Poemas
Preguntas y respuestas
Recursos Provida
Relativismo
SPA
Testimonios
Vigilias
¿Por qué luchar contra el aborto?

 

4 comentarios, leerlos
Añadir un comentario

 

Buscar

ingresa una palabra o frase

Buscar en:

marcar/quitar las categorías

Adopción Espiritual:

Textos clave

Oraciones

¡Urgente!

Presentación

Testimonios de adopción espiritual

Está sucediendo:

Noticias

Calendario

Extras:

 

dentro de los textos

en títulos

en resúmenes

ÚLTIMO CASO ATENDIDO POR RED MADRE EN CÁDIZ

autor: Admin

categoría: Iniciativas

Abierto a todos los lectores

 

 

 

ÚLTIMO CASO ATENDIDO POR RED MADRE EN CÁDIZ

 

        Soy Begoña Huerta G. de Merodio, coordinadora del equipo asistencial de Red Madre en la provincia de Cádiz, trabajo al que me dedico por amor al prójimo, ya que para ganarme el pan trabajo en otra empresa.

 

                Explico esto, por que el viernes, 20 de octubre, al medio día, me llaman de Red Madre Madrid para comentarme que hay un caso urgente, una chica que no quiere abortar pero que se ve abocada a ello por necesidades muy reales.

 

                En ese momento me encuentro cerrando campaña, que en mi trabajo es el día más importante del mes, por lo que decido dejarlo para el sábado a primera hora. Cuál es mi sorpresa cuando a mitad de la tarde me llama la coordinadora de la zona de Cádiz para decirme que tiene otro caso urgente que le ha llegado a través de AVA (Asociación Víctimas del Aborto). Le explico que estoy cerrando campaña, y que hasta el sábado no puedo hacer nada, ya que si intentaba hacer las dos cosas ninguna saldría bien.

 

                El viernes por la noche, me dejan un mensaje en el contestador, la coordinadora del Banco de Alimentos de Cádiz, que tiene un caso para Red Madre urgente.

 

                Y el sábado por la mañana, estando desayunando, me llama un compañero del equipo de Red Madre en Cádiz, el coordinador de Medios de Comunicación y Relaciones Institucionales, contándome que tenía un nuevo caso.

 

                Cuando me pongo a realizar llamadas para atender los cuatro nuevos casos, cual es mi sorpresa al ver que no eran cuatro, sino uno sólo. EL MISMO CASO ME HABÍA LLEGADO POR CUATRO FUENTES DIFERENTES: RED MADRE, AVA, BANCO DE ALIMENTOS y EL COLEGIO GRAZALEMA.

 

                Una buena mujer, desesperada por ayudar a la chica que trabaja interna en su casa, cuidando de sus hijos, estaba pidiendo ayuda. Y así consiguió movilizar a cuatro asociaciones diferentes, las cuales terminaron dando conmigo. Esto me impresionó por que pone en evidencia que estamos muy bien coordinados, y es algo que me hizo sentirme muy orgullosa del equipo al que pertenezco.

 

Cuando consigo hablar con ella me cuenta que la chica en cuestión está casada, y que tanto ella como su marido quieren tener el niño, pero que se veía decidida a abortar por diversos problemas, a pesar de que su marido estaba en contra de esa decisión. Me da su teléfono y la llamo. Quedo con ella, la usuaria, en ir a hacerle una visita por la tarde con un compañero voluntario del equipo de Red Madre.

 

Sobre este compañero, tengo que decir, en honor a la verdad, que este fin de semana pensaba ir a ver a sus padres y familia que viven fuera de Jerez, y que por motivos laborales, se ha tenido que quedar trabajando en unos informes. Cuando le llamé para comunicarle que teníamos un nuevo caso urgente, me dijo que el trabajo podía esperar, que esto era mucho más importante. Es un voluntario reciente, y este es su primer caso. A continuación, lo voy a intentar contar lo más resumidamente posible.

 

Cuando vamos a la dirección que nos dieron, al entrar en el bloque me comenta mi compañero “pues estos pisos están mucho mejor que en el que vivo yo…” le dije que sí, que me extrañaba la situación de la vivienda, pero pensé para mis adentros, “a ver qué nos encontramos”… y efectivamente, los dos salimos muy sorprendidos, ya que no vivían solos en ese piso, vivían en lo que hoy llaman los medios de comunicación “un piso patera”. En su habitación-casa, que correspondía a lo que en un piso normal es el salón, viven cuatro personas. Hay tres camas, un televisor, una mesa redonda en medio con tres sillas alrededor y una de las paredes con muchas estanterías donde se ve que guardan además de la ropa, la comida y todos sus enseres. La habitación estaba completamente ordenada y muy limpia, lo que ya te dice algo sobre las personas que habitan allí… En el piso viven alrededor de 20 personas, con baño y cocina en común, pero cada cual come en su habitación, el resto del piso no lo pudimos ver.

 

Me llamó la atención la cara de la mujer al abrirnos la puerta. Estaba siendo cordial, pero se le veía desesperada. Cuando nos hicieron pasar al dormitorio fue cuando nos dimos cuenta de que era un piso patera.

 

Empecé a hablar con ella, y me contó su situación. Es boliviana, está ilegalmente en España por que no podían sacar adelante a su familia en su país. Así que hace unos meses pidió un préstamo en Bolivia para pagar el pasaje a España, dejando allí a su marido y a su hija de dos años.

 

Su marido vino un par de meses después y ha estado trabajando en la construcción, pintando pisos, mientras ella estaba interna en una casa cuidando de cuatro niños. Al quedarse embarazada, la mujer para la que trabaja le dijo que no había problema, que se quedara en su casa y que tuviera el niño con ella. El problema surgió cuando empezó a vomitar sangre y  los médicos le dijeron que tenía un embarazo de alto riesgo, por lo que tenía que guardar reposo absoluto. Su otro embarazo fue igual, y tuvo que pasarse los nueve meses casi viviendo en el hospital, pero eso pasó en su país, rodeada de su familia y amigos…

 

Tras una semana de indecisión, pasando las noches llorando, y quedándose hasta las tantas hablando con la mujer que la tenía contratada, decidió despedirse para ir a abortar. Esta decisión la tomó basándose en que ella había venido a España a ganar dinero para ayudar a su familia, y que si seguía adelante con su embarazo no podría trabajar, y faltaría a sus responsabilidades. No tenía opción.

 

En ese momento le formulé la pregunta que le hacemos a todas durante la acogida: “¿qué necesitas para no abortar? ¿Te lo has planteado?” Bastante sorprendida, porque realmente no se lo había planteado, me contestó que necesitaba dinero para pagar la deuda que había contraído con el banco para pagar el pasaje a España, le pregunté cuánto era, y dijo 125$. “¿Qué más?” Dijo que también tenía que mandar dinero a su niña en Bolivia, a su niña y su familia, “¿Cuánto?”, contestó que 200$. “¿Algo más?” Dijo que no, que bueno, 100¬ para pagar la habitación hasta que encontraran un trabajo para su marido, de lo que fuese, para poder mantenerse… y si podía ser un trabajo para ella, que fuera más liviano que el de la casa, ya que se encontraba muy cansada…

 

Le dije que en total no llegaban a 330 euros. Que si realmente quería seguir adelante con el embarazo, le aseguraba esa cantidad mensual. Red Madre Cádiz no dispone de fondos, sólo por donaciones anónimas, pero si hacía falta me comprometía a sacarlo de mi sueldo, ya que vivo con mis padres, y a mí, gracias a Dios, no me hace tanta falta. Se les cambió la cara. En ese momento les estaba pidiendo un acto de fe, que cambiaran su decisión en base a la ayuda que les ofrecía una completa desconocida… y no dudaron en ningún momento de mi palabra.

 

Su marido, que momentos antes estaba completamente abatido, me dijo que él sentía mucho tener que pedir ayuda, que en cuanto tuviera un trabajo lo devolvería… le expliqué que por nuestra experiencia sabíamos que el que peor lo pasa en estos casos es el hombre, ya que se ve impotente al no poder sacar a su familia adelante, y que muchos se sienten humillados por tener que pedir ayuda. Le pedí que no lo viera como una humillación, que por favor aceptara nuestra ayuda sin ningún compromiso, y que esa misma noche, yo misma empezaría a llamar a los amigos del equipo de Red Madre, para conseguirle un trabajo…

 

En ese momento se me ocurrió plantearles que podríamos contactar con unas monjitas amigas nuestras que tienen una residencia de ancianos, y que seguramente conocen a alguna persona mayor que vive sola y necesita compañía que podría acogerlos en su casa, y así sacarlos de allí, ya que no parecía que fuera un sitio muy tranquilo para una mujer con un embarazo de alto riesgo… me explicaron que en la habitación viven con otros dos amigos, pero que en realidad no debía estar ella allí, ya que ella estaba interna… les encantó la idea de acompañar a una persona mayor y ayudarle en las tareas que necesitase.

 

Cuando nos despedimos, quedando en hablar el lunes sin falta, al marido se le llenaron los ojos de lágrimas, no sabía cómo agradecérnoslo… Mi compañero y yo comentamos, ya fuera de la vivienda, el cambio tan radical de caras, la que tenían cuando nos abrieron la puerta, y la que dejamos cuando nos despidieron en el ascensor… estaban relajados y felices… por fin habían tenido la oportunidad de tomar una decisión libremente, desde la libertad que da tener dos opciones, abortar o no abortar, ya que hasta ese momento, no abortar no era una opción, y abortar era una obligación.

 

Han decidido seguir adelante con el embarazo libremente, libre y heroicamente, ya que lo han hecho a partir de un acto de fe. Han creído a unos completos desconocidos que han ido a su casa a tenderles una mano.

Es una decisión heroica, y tanto mi compañero como yo, y el equipo de Red Madre al que pertenecemos, nos sentimos muy agradecidos por ese acto de fe. Personalmente, tanto para Pedro como para mí, el estar allí esa tarde ha sido un regalo. El poder ser portavoz de Red Madre a la hora de ofrecer la ayuda que necesitan para que puedan elegir en libertad, además de un regalo es un gran honor.

 

Esta pareja son bolivianos, pero el resto de casos que atendemos en esta provincia son españoles. Ayudamos tanto a las que deciden seguir adelante con el embarazo como a las que deciden abortar, ya que el síndrome post aborto es algo muy real, y cuando empiezan a notar los síntomas no dudan en llamarnos. Además, los dos casos que han abortado hasta el momento, tienen más hijos, y les ayudamos ante las necesidades que presentan antes de tomar una decisión. Cuando la tomaron, ya sabían que les íbamos a ayudar.

 

Este miércoles se va a votar en el Parlamento Andaluz una

Proposición de Ley por la que se establece y regula una red de apoyo a la mujer embarazada.

 

A partir de la recogida de firmas que iniciamos para poder presentar en el Parlamento la ILP, la iniciativa legislativa popular, una ley que sale del pueblo y por petición del pueblo, empezaron a surgir casos que solicitaban ayuda, ya que no la encuentran en los organismos públicos.

 

Esta red está ya funcionando gracias a la labor de muchos voluntarios, que renuncian a su tiempo libre, o laboral, o familiar, por ayudar al prójimo. Y gracias también a las donaciones generosas de gente anónima, que colabora con lo que puede, desde leche, pañales, ropa… hasta con su dinero.

 

Ojalá salga adelante la ley. Ojalá nuestros parlamentarios se hagan eco de esos más de ochenta mil andaluces que han firmado pidiendo que se lleve a cabo dicha ley. Ojalá se apruebe el miércoles en el Parlamento Andaluz, ya que así podríamos llegar a más mujeres, mujeres y hombres que para tomar una decisión tan importante como es traer o no a un hijo al mundo, necesitan de una opción, que no siempre consiste en ayuda económica, a veces sólo basta con el acompañamiento, con el apoyo que da sentirse respaldado por alguien cuando tu entorno te da la espalda, o simplemente con formación o información…

 

Ojalá podamos sentirnos orgullosos de que la primera iniciativa legislativa que sale del pueblo Andaluz es aprobada por los parlamentarios que dicho pueblo ha elegido libremente en sus elecciones.

 

Pero si no sale la Ley, el proyecto seguirá adelante. No podremos llegar a tantas personas, no podremos hacer libres a tantas mujeres, y hombres, en una decisión tan importante, pero los voluntarios de Red Madre, desde el primer caso al que ayudamos, nos sentimos más que pagados y satisfechos, por el esfuerzo hecho hasta el momento y por el que tendremos que hacer en años venideros.

 

 

 

enviar por mail (¡también a tu propia casilla!)

 

Añadir un comentario

 

título:

 

autor:

(23.20.120.--- )  

 

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote